Ve "difícil" que 'Podemos' se consolide como partido distinto a IU y pide

no minusvalorar el avance de formaciones como UPyD

El exdirector de El Mundo, Pedro J. Ramírez, ha advertido de que los resultados de las elecciones europeas del pasado domingo muestran "una enmienda a la totalidad" de la ciudadanía "a ese bipartidismo" que ha vertebrado el panorama democrático en España durante cuatro décadas.

El periodista atribuye esta situación tanto a la forma en la que PP y PSOE "han gestionado la crisis" como por su forma de usurpar "los derechos de participación" de la sociedad, "convirtiendo nuestra democracia en una partitocracia" en la que "todo se cocina de espaldas" a la gente.

"La gente dijo basta y les ha sacado una tarjeta amarilla a los dos grandes partidos", ha considerado el periodista a preguntas de los medios durante el acto de presentación, en Santiago, de su obra 'La desventura de la libertad'.

Para Pedro J. Ramírez, las elecciones europeas de este domingo evidencian "un hito histórico en la trayectoria de la democracia en España" porque "los dos grandes partidos" han sufrido un castigo simultáneo que los sitúan "por debajo del 50 por ciento" de los votos, lo que indica "un gran repudio" a su forma en la que han ejercido su "partitocracia", contando con el votante nada más que para "pasar por el aro" cada cuatro años.

A ello ha enlazado las reflexiones sobre la crisis constitucional en su obra, cuyo desenlace demuestra que "si un sistema no se reforma a tiempo no se regenera a tiempo" e "inevitablemente incurre en la putrefacción" y "desemboca en su destrucción". Por lo tanto, considera que la pregunta es si PP y PSOE seguirán jugando el partido "con esta tarjeta amarilla" y obviando "la amenaza de expulsión".

Se ha referido al proceso abierto por el PSOE, con la dimisión de su secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, aunque ha advertido de que esta decisión no debe servir de "pretexto para sustituir el proceso de primarias" por un congreso en el que se cocinen los candidatos "en una habitación llena de humo", arrebatando a los militantes la posibilidad "de ser ellos los que moldeen la historia del partido".

"En el PP ni eso", ha criticado Pedro J. Ramírez, quien ha considerado que esta formación se va a "refugiar" y "escudar en la desdicha de su adversario" sin darse cuenta de que con estos resultados se acabará produciendo una "pérdida inexorable" de gran parte de su poder territorial a favor de "un vuelco electoral hacia la izquierda".

"incapacidad" de regeneración

Así, considera que "la clave" es "la incapacidad del PP de regenerarse" y "asumir las responsabilidades" por los casos de corrupción que el afectan y de responder al electorado "con un cambio rotundo del gobierno".

A pesar de ello, ha enmarcado esta situación en la "tipología política" del actuar de Mariano Rajoy, que está "dilapidando el gran respaldo de la mayoría absoluta" de 2011 además "traicionando" las expectativas y promesas del electorado.

"Soy muy pesimista", ha añadido, vaticinando que el PP tendrá que "perder el poder para que se produzca esa catarsis", aunque tampoco ha descartado que la estrategia de Rajoy pase por esperar a que el castigo "se termine de producir" en las municipales y autonómicas para presentarse a las generales con el mensaje de "o yo o el caos", donde situó a un amalgama de partidos de izquierda "consentidores" de los nacionalistas.

"Creo que estamos en el comienzo de un ciclo en el que va haber una gran inestabilidad en la política española y en el que los electores está claro que han mandado un aviso muy serio", ha vaticinado el periodista, para añadir que no ve en PP y PSOE "la capacidad de actuar en consecuencia", sino que están "esclerotizados" y "bunkerizados" en no ceder y en no dar "margen de actuación" a los ciudadanos.

'PODEMOS' Y UPYD

Pedro J. Ramírez también se ha referido al ascenso de otras fuerzas políticas como 'Podemos' y UPyD. Sobre los primeros, ha considerado que genera "una gran incertidumbre" y que "si se aplicaran las medidas que proponen", España empezaría a parecerse "como mínimo a Venezuela".

A pesar de ello ve "muy difícil" que esta formación se consolide "como partido distinto de IU" y ha advertido de que se enfrenta a la "gran paradoja" de presentar una fachada "muy moderna" con un fondo y un programa "de izquierda rancia" o "anticuada". Así, aunque no descarta que el partido liderado de Pablo Iglesias termine haciéndose "con el tinglado de IU" y se produzca un proceso de convergencia entre las dos, "por sí mismo" lo ve "redundante" con el espacio que ocupa la formación de Cayo Lara.

Asimismo, ha pedido "no minusvalorar" el crecimiento de UPyD, "un poco tapado" por la "irrupción fulgurante" de 'Podemos', pero que ha subido de uno a cuatro escaños, una "progresión muy importante" que junto con la presencia de otras formaciones como Ciudadanos o Voz evidencian que un 11% del electorado de centro-derecha se decanta por opciones "distintas del PP". "Un fenómeno a tener muy en cuenta".

Avance del frente nacional

Mirando al exterior del territorio nacional, Pedro J. Ramírez ha advertido de que Francia es "una pieza más de un puzzle muy inquietante" dado que el castigo del electorado se canaliza "a través de una formación antieuropea", como es el Frente Nacional, que sigue teniendo "un componente xenófobo" y "racista", "muy populista en el peor sentido del término".

A ello a ligado resultados en otras zonas como Reino Unido o la Europa mediterránea, con el auge de movimientos contrarios a la UE "tal y como es gestionada ahora", que podría desembocar en que Alemania podría "atrincherarse cada vez más" en la defensa de sus interesas nacionales frente al proyecto europeo".

Por ello, considera que los resultados "no ayudan a ese avance en la convergencia europea" temiendo que podría hacer insostenible la actual situación de moneda única sin una unidad política. Así, ha apostado por una mayor convergencia europea que lleve a una unión fiscal con unión bancaria y una gestión del tipo de cambio del euro frente al dólar que ayude a las necesidades de países exportadores, como España. "Se ve una Europa, no los Estados Unidos de Europa, sino los taifas egoístas de Europa", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.