Una de las mayores preocupaciones de los universitarios es qué harán con su vida después de terminar su formación, y una ayuda para facilitar su futuro son foros como el celebrado ayer en el campus de Esgueva, Fibest.

Por esta iniciativa pasaron unos 5.000 universitarios, que dejaron sus currículos en todas o algunas de las 22 empresas que daban la oportunidad de conocerlas y entrar en uno de sus procesos de selección para conseguir un puesto o una beca de formación.

«Es una forma de darte a conocer y de acercarte al mercado laboral», aseguraban algunos de los universitarios que paseaban concentrados por la carpa en la que este año se instaló esta actividad. Algunos no sabían muy bien ni a qué se dedicaba la empresa a la que acudían, pero, aun así, el interés no disminuía y los caramelos y regalos promocionales se acabaron en todos los expositores.

Pedro Jiménez. De Decatlhon.

«Es una cita muy interesante y pasa mucha gente con muy buenos perfiles. Las ofertas de trabajo son reales, nosotros queremos contratar como mínimo a dos personas a las que les apasione el deporte».

Beatriz Echagüe. Fundación Universidad Empresa.

«Queremos dignificar la figura del becario. Hay buenas becas con un salario aceptable y son la mejor forma de que te conozcan. Ofertamos 3.500 al año y un 87% de los becarios se quedan en la empresa».

Rocío Moreno. Estudiante de máster.

«Estas iniciativas son muy interesantes porque te permiten un contacto directo con la empresa. Es importante darte a conocer. Yo vengo de Perú y estoy muy interesada en quedarme aquí a trabajar».