Un grupo de arquitectos, la mayoría profesores de la Universidad de Alicante, estudia la viabilidad técnica de que el Ayuntamiento de Alicante no acabe derrumbando la finca Benissaudet, en San Nicolás de Bari, antigua residencia de verano del escritor Gabriel Miró.

Así, contra el criterio del alcalde, que pretende tirar el edificio y rehacerlo con un gasto de más de 3,6 millones de euros, el Colectivo de Defensa de la Arquitectura, compuesto entre otros profesionales por Justo Oliva, Joan Calduch, Andrés Martínez o José Luis Olivas, del Colegio de Arquitectos, cree que «es posible salvarlo».

El grupo, que también defiende la continuidad del edificio cafetería de La Isleta, en La Albufereta, analizará el estado del edificio in situ, así como planos y proyectos originales para «evitar otra pérdida», en palabras de Justo Oliva; aunque el hecho de no estar catalogado como protegido «hace más difícil que siga en pie».

Los arquitectos se reunirán el próximo jueves con representantes de la coalición Bloc-Els Verds, que anoche se entrevistaron con vecinos de Benissaudet para «volver a denunciar», según su líder, Antoni Arques, «el estado de ruina en que está la casa por la desidia del consistorio alicantino».

Dinos @ ) + ... qué quieres que hagan. Cuéntanoslo en...

e-mail: nosevendealicante@20minutos.es

Correo: c/Jerusalén, 3, 03001 o en www.20minutos.es