joven
Una joven observa la obra de Lino Fernández en el Centro 14. Arriba, el detalle. (Francisco González)

El arte, según la Real Academia de la Lengua, es «la manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros».

Según esta definición del vocablo, la Concejalía de Juventud del Ayuntamiento de Alicante, en manos del Partido Popular, ha ofrecido el soporte para que un artista exponga su obra: un cuadro en el que se ve un sol hecho con vello púbico sobre un lienzo de papel higiénico.

El artista se llama Lino Fernández, es cubano y reside en Alicante. Además, no es novel, porque ya expuso otras obras hace cinco años en la ciudad, según la Concejalía de Juventud.

En ese caso también fuero controvertidas. En una de ellas se veía un collage de fotos de partes del cuerpo humano con manchas que asemejaban ser semen. Lo llamó Body milk, que en castellano quiere decir, leche para el cuerpo.

En esa misma exposición también mostraba láminas en las que se fotografiaban las nalgas de animales de peluche o pechos con piercings.

La concejal de Juventud en el Ayuntamiento de Alicante, Marta García Romeu, quiso quitar ayer hierro al asunto y evitó entrar en polémicas al asegurar que el arte «es algo muy subjetivo y es el público quien tiene que decidir si le gusta la obra o no».

No obstante, la edil de Juventud quiso dejar bien claro que si el cuadro se expone en el Centro 14 «es porque ha habido un jurado de cierto prestigio que ha sabido valorar la obra en un concurso y ha decidido escogerlo como uno de los cuadros que formen parte de la exposición».

Dinos @ ) + ... qué te parece el cuadro. Cuéntanoslo en...

e-mail: nosevendealicante@20minutos.es

Correo: c/Jerusalén, 3, 03001 Alicante o en www.20minutos.es

Otras imágenes con polémica

No ha llegado a ser debate nacional, pero los carteles en los que se veía una especie de orgía lésbica y se pedía penitencia durante la Semana Santa dividieron a los vecinos del Casco Antiguo de Alicante. Estaban pegados por las paredes del centro histórico y anunciaban una fiesta en una discoteca alicantina. Hace unos meses, otra discoteca colgó carteles eróticos en los que se intuían felaciones y otros en los que una mujer desnuda se tapaba con una sandía.