Ahora, el Gobierno vasco, en un plazo de tres meses, deberá conceder licencia para la puesta en marcha del canal. «Será un canal de información, que recogerá las inquietudes más cercanas al ciudadano», prometió Tontxu Rodríguez, alcalde de Barakaldo. El PNV de Portugalete denuncia que no existe un proyecto de viabilidad para este canal, y que costará 3 millones ponerlo en funcionamiento.