En A Coruña hay 13 centros de salud, pero sólo los pacientes de cuatro (Os Mallos, Los Rosales, San José y Ventorrillo) pueden llevar a sus hijos al pediatra por las tardes. La mayoría de los vecinos se ven obligados a ir por la mañana, es decir, a sacar a los niños del colegio y a faltar al trabajo. «Es una queja prácticamente generalizada», asegura el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de A Coruña, José Antonio Folgueira.

Estamos a la cola de las ciudades gallegas en lo que a servicio de pediatría de tarde se refiere. De los 27 especialistas que hay en los ambulatorios de la ciudad, sólo siete atienden en horario vespertino y no todos los días. Así, los dos pediatras que hay en Los Rosales alternan mañanas y tardes en una práctica que se denomina «turno deslizante» y que introdujo el pasado año el Sergas para intentar ampliar el servicio con los medios disponibles. 

Desde la Consellería de Sanidade alegan que la escasez de profesionales en plantilla responde a una realidad que se les escapa de las manos: no hay pediatras en paro y no saben de dónde sacarlos. Los especialistas llevan tiempo alertando de que las jubilaciones empeorarán la situación, pero la solución pasa por ampliar los cupos universitarios, algo que ya se anunció en su día.

Mientras tanto, los padres coruñeses que trabajan tienen pocas opciones para no faltar al trabajo cuando su hijo necesita ir al médico. Sólo uno de cada cuatro menores de 14 años de la ciudad tiene pediatra de tarde.

Ante la falta de especialistas, la manera de ampliar el servicio son los turnos deslizantes, pero son voluntarios. En Vigo se han generalizado, lo que permite que más de la mitad de los ambulatorios tengan pediatra de tarde, pero los médicos de aquí no están por la labor.

En el área también hay problemas

Las quejas por el servicio de pediatría se extienden a toda la comarca coruñesa. De todas formas, sí se han notado algunas mejorías con la aplicación de turnos deslizantes en Oleiros y Betanzos, sobre todo a raíz de un escrito presentado por la Federación de Vecinos. En las próximas semanas, la entidad se reunirá con responsables del Sergas para pedirles más médicos para la ciudad de A Coruña. Por su parte, los padres también quieren que se flexibilice el sistema para poder cambiar de centro y elegir uno con turno de tarde.