La Fiscalía del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha admitido a trámite la denuncia del Gobierno local y ha encargado a la Policía Judicial que informe a los responsables de la constructora para que declaren como imputados. Además, el arquitecto municipal deberá informar de los costes de reparación de la fachada. La empresa, según el escrito de la Fiscalía, «incumplió las obligaciones de conservar el edificio».