Rusia y China vetan llevar los crímenes cometidos en Siria a la Corte Penal Internacinal

  • La propuesta es promovida por Francia y respaldada por decenas de países.
  • Tras la votación, la embajadora estadounidense, Samantha Power, advirtió a Moscú y Pekín que "estos vetos ayudan a la impunidad en la zona".
  • El embajador británico, Mark Lyall Grant, aseguró por su parte que "seguiremos trabajando para que haya depuración de responsabilidades".
Edificios destruidos por las bombas en la ciudad siria de Alepo.
Edificios destruidos por las bombas en la ciudad siria de Alepo.
EFE

Rusia y China vetaron este jueves en el Consejo de Seguridad de la ONU un proyecto de resolución para trasladar los crímenes cometidos en Siria a la Corte Penal Internacional (CPI). La propuesta, promovida por Francia y respaldada por decenas de países, recibió trece votos a favor y dos en contra, los de Moscú y Pekín, que tienen derecho de veto en el Consejo de Seguridad.

La votación tuvo lugar después de que el embajador francés, Gérard Araud, instara a los miembros del Consejo de Seguridad a decir que este organismo "no olvidará los crímenes que se han cometido en Siria ni a los jefes que los han ordenado". Araud añadió que "hoy se mata, se tortura, se viola en Siria", y además "en el marco de una política deliberada de aterrorizar y de castigar".

La intervención del embajador francés no hizo mella en Rusia, cuyo embajador, Vitaly Churkin, ya avanzó este miércoles que su Gobierno vetaría la propuesta, y también se unió China, que tradicionalmente ha mantenido en el Consejo de Seguridad una política sobre Siria más callada que la de Moscú pero similar en la práctica.

Tras la votación, la embajadora estadounidense, Samantha Power, advirtió a Moscú y Pekín que "estos vetos ayudan a la impunidad, no solo a la de (Bachar al) Asad, sino también de los grupos terroristas" que operan en Siria y que han sido repetidamente denunciados por el régimen de Damasco y por Rusia.

Power se preguntó por qué los pueblos de países que han sufrido atrocidades, como Ruanda o Sierra Leona, se han beneficiado de la justicia internacional para investigarlas, mientras que el pueblo sirio no tendrá esa posibilidad. El embajador británico, Mark Lyall Grant, aseguró por su parte que "seguiremos trabajando para que haya depuración de responsabilidades" por las atrocidades cometidas en Siria. "Los autores pueden esconderse por ahora tras los vetos de Rusia y China, pero no podrán eludir a la justicia para siempre", añadió.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento