Un recluso agrede a un funcionario de la prisión de Melilla y le provoca heridas en el cuello, brazos y mano

Un recluso, originario de Camerún, ha agredido a un funcionario de prisiones de la cárcel de Melilla, provocándole contusiones y heridas en el cuello, brazos y mano. Como consecuencia de la agresión el empleado público tuvo que ser asistido de urgencia por el facultativo de la prisión, para posteriormente ser trasladado a un centro sanitario para su valoración y tratamiento.

Un recluso, originario de Camerún, ha agredido a un funcionario de prisiones de la cárcel de Melilla, provocándole contusiones y heridas en el cuello, brazos y mano. Como consecuencia de la agresión el empleado público tuvo que ser asistido de urgencia por el facultativo de la prisión, para posteriormente ser trasladado a un centro sanitario para su valoración y tratamiento.

Según ha denunciado este jueves la Federación de Servicios Públicos (FSP) de UGT, los hechos se han sucedido este pasado miércoles en el Centro Penitenciario de Melilla, cuando los funcionarios procedían a realizar el recuento ordinario de la población reclusa.

En ese momento comprobaron que un interno de origen camerunés permaneció inmóvil en su cama, sin incorporarse para el recuento. El sindicato ha explicado que los funcionarios, dado que el interno tenía aplicado un protocolo de atención especial, procedieron a comprobar su estado.

"En ese instante el interno se incorporó de forma violenta y se abalanzó sobre uno de los funcionarios, provocándole contusiones y heridas en el cuello, brazos y mano", ha explicado.

La FSP-UGT ha señalado que "gracias a la rápida intervención del resto de funcionarios que se encontraban de servicio se pudo evitar que la agresión continuara".

La organización sindical ha querido poner de manifiesto su preocupación "por el hecho de que un interno con el perfil de tratamiento específico de quien se conocen antecedentes por resistencia a la autoridad, con un rasgo marcadamente agresivo y que necesita de un tratamiento psiquiátrico, que rechaza sistemáticamente, se encuentre en un módulo de convivencia normal donde no se reúnen las condiciones adecuadas para asegurar ni su propia integridad ni la del resto de internos y personal al servicio de los mismos".

Por ello, desde UGT han pedido el traslado inmediato de este interno a un centro adecuado a su situación y que la autoridades judiciales y penitenciarias "actúen con contundencia en prevención de estos hechos para que no se repitan".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento