Suiza construye bajo los Alpes el túnel más largo del mundo

El tráfico de mercancías que cruza los Alpes por carretera no deja de crecer y Suiza se prepara ahora para poner en práctica una decisión que tomaron en referéndum en 1994: la de que todas las mercancías que atraviesan el país lo hagan por tren.

Para ello están construyendo, como informa la BBC, una línea ferroviaria de alta velocidad entre Zurich y Milán.

La línea incluirá el túnel más largo del mundo, excavado bajo dos kilómetros de montaña y con una longitud de 57 kilómetros, que unirá las localidades de Erstfeld y Biasca y que pasará por debajo del ahora empequeñecido túnel de Gotthard.

Proyecto innovador

La nueva línea de alta velocidad permitirá viajar de Zurich a Milán en dos horas y media en lugar de las cuatro actuales
Todo el tendido ferroviario se construirá a la misma altura, 500 metros sobre el nivel del mar, lo que permitirá utilizar trenes de alta velocidad que viajarán a 240 km/h y que cubrirán el trayecto entre Zurich y Milán en dos horas y media y no en las cuatro actuales.

En la construcción del túnel, el elemento clave del nuevo recorrido, trabajan 2000 personas durante 24 horas al día, 365 días al año.

El coste total de la construcción de la nueva línea se ha duplicado pasando de 6.000 a 11.300 millones de euros y no se espera que esté terminada antes de 2018.

En el proyecto está planeada la construcción en el túnel de una estación subterránea para viajeros, que se denominará Puerta Alpina, y que ahora es utilizada para el transporte de materiales y trabajadores.