Procesados (i) y la fiscal Olga Sánchez. (Efe / Photobucket)
Procesados (i) y la fiscal Olga Sánchez. (Efe / Photobucket) Efe / Photobucket

La tensión contenida en el juicio del 11-M sale por por donde menos se espera. Y en la jornada de ayer se escapó por la boca de la fiscal Olga Sánchez —quien no ha participado en los interrogatorios en la sesión matinal de hoy—. Eran cerca de las 15 h, al término de una sesión de mañana especialmente larga y densa.

Sánchez, quien habitualmente abandona la sala por una puerta diferente a la de los abogados y el público, se acercó hacia aquella zona. Allí estaba J., una víctima del atentado perteneciente a la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y a la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M y que, días antes, había reclamado "saber toda la verdad" en un programa de Telemadrid.

"Muy enfadada"

"Estoy muy enfadada contigo. ¿Tú quieres saber la verdad? Yo también, y está aquí dentro", le reprochó la fiscal dibujando una sonrisa en sus labios y señalando a la pecera de los procesados —según ha confirmado a 20minutos la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M—.

Tú, ¿qué eres?, ¿de la AVT, verdad? Deberías estar contento de estar vivo

En ese momento, J. le transmitió a la fiscal la frustración por las declaraciones de los testigos de la mañana —las de los policías que custodiaron la mochila de Vallecas—.

"No se acuerdan de nada", le espetó la víctima, a lo que la fiscal le contestó: "Tú, ¿qué eres?, ¿de la AVT, verdad? Deberías estar contento de estar vivo".

Sigue el juicio del 11-M en el especial 20minutos.es