La presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez Camacho, ha anunciado este jueves que van a pedir responsabilidades y van a denunciar judicialmente los hechos ocurridos el miércoles en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) cuando el coche en el que iban el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y ella misma fue apedreado.

Alguien bloqueó la salida del coche con unos maceteros y los Mossos no hicieron nadaEn declaraciones a la Cope, Sánchez-Camacho se ha referido así al incidente de ayer cuando tras la celebración de un acto electoral algunos manifestantes que estaban realizando un 'escrache' lanzaron piedras y botellas al coche en el que se trasladaban Montoro y ella misma y al que le impidieron el paso.

Sánchez-Camacho ha explicado que "alguien bloqueó la salida del coche con unos maceteros y los Mossos d'Esquadra no hicieron nada", por lo que ha criticado la "inoperancia e incompetencia manifiesta" de éstos.

La presidenta del PP ha señalado que va a trasladar al Gobierno catalán que no hay "justificación" para lo ocurrido en Vilanova y pedirá responsabilidades.

Ha explicado que no se facilitó la salida del vehículo por los Mossos, tuvo que ser el servicio de seguridad de Montoro "quien facilitara la salida" y se tuvo que llamar a algunos afiliados para que retiraran los maceteros y pudiera salir el coche por la calle obstruida.

No hubo pasividad, sino descordinación

El consejero de Interior de la Generalitat, Ramon Espadaler, ha manifestado su "rechazo rotundo y explícito a cualquier expresión de violencia" y ha pedido tranquilidad y "no extraer conclusiones precipitadas", pues los populares tacharon de insuficiente el dispositivo policial.

Por eso, se ha comprometido a extraer "conclusiones y lecciones" y determinar las causas de la descoordinación entre los servicios de seguridad de Montoro y los Mossos detectadas tras un primer análisis del operativo. Eso sí, Espadaler ha negado que los Mossos actuaran con pasividad y ha criticado a los populares por no seguir las directrices lo que generó "elementos de no coordinación".

Expuso este vehículo a una situación de peligro, también supuso un riesgo innecesario para los policías En este sentido, ha explicado que los servicios de seguridad de Montoro y Sánchez-Camacho no esperaron a que llegara la tercera unidad de orden público como se había consensuado ante el aumento de la tensión. "Deberíamos aclarar porqué fue así", ha apuntado. Además, el vehículo oficial debía circular por una calle en contra dirección para garantizar la seguridad de los ocupantes, cosa que no hizo y que favoreció que los manifestantes lo rodearan.

El sindicato SME-CC OO ha tachado de "clara irresponsabilidad porque, aparte de exponer este vehículo a una situación de peligro, esto también supuso poner en riesgo innecesario a los agentes de Mossos y policías locales, provocando lamentables imágenes". El vehículo "hizo caso omiso y salió por otra calle donde no había este cordón policial y simplemente había agentes de seguridad ciudadana de Mossos y la Policía Local", mientras había decenas de personas concentradas.

Con todo, el sindicato, que lamenta todo acto violento sea de quien sea y contra quien sea, critica que los representantes políticos "quieran potenciar sus respectivas campañas electorales a costa de criticar las actuaciones policiales" de la policía catalana.

Para Cospedal son "proetarras"

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha asegurado este jueves en un mitin en Tarancón (Cuenca) que los incidentes de este miércoles en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) donde varias personas agredieron el coche del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y de la presidenta del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, fueron obra de "radicales independentistas que dicen que defienden la democracia", y también de "proetarras".

Son unos indignos totalitarios, y me es igual que se les diga marxistas, fascistas o de cualquier maneraEn plena campaña electoral, Cospedal ha contrapuesto esta acción con la "defensa" que el PP hace de la "integridad territorial" de España y del "derecho a opinar en toda España".

"Son indignos, son totalitarios, son antidemócratas", ha continuado Cospedal. "Quienes no quieren que nos podamos expresar en libertad, los que apedrean los que piensan diferente, son unos indignos totalitarios, y me es igual que se les diga marxistas, fascistas o de cualquier manera, son totalitarios y antidemócratas", ha dicho.

En cambio, el ministro de Hacienda ha quitado hierro al incidente asegurando que se trata de un hecho aislado y ha llamado a participar con "la máxima normalidad" en las elecciones del domingo. "No es Cataluña y no es España. La democracia está perfectamente asentada entre nosotros, en Catalunya y en toda España", ha dicho antes de participar en el Consejo de Alcaldes del PP de Córdoba.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha atribuido al proceso soberanista la "situación de agresividad y violencia" que sufre el PP durante la campaña electoral y ha exculpago a los servicios de seguridad del PP de cualquier responsabilidad en el incidente. También ha asegurado que la líder del popular "pasó más miedo" este miércoles que durante el asedio al Parlamento de Cataluña, el 15 de junio de 2011.