La Federación de Asociaciones Sociedad Gitana en Galicia ha trasladado su sorpresa porque el Juzgado de Instrucción número uno de Vigo haya fijado una fianza de 100.000 euros para que pueda personarse como acusación popular en la causa contra una jefa de la Udyco de Vigo, lo que consideran un intento de disuadirles de ejercer sus derechos.

Así lo han comunicado en una rueda de prensa los portavoces de la Asociación de Empresarios y Comerciantes de Galicia, Miguel Ángel Valverde; de la plataformas de Cooperativas de Trabajo Asociado, José Ramón Fernández; y de la Sociedad Gitana en Galicia, Sinaí Giménez —conocido príncipe de los gitanos—.

Contra esta resolución, la sociedad gitana interpuso un recurso, que ha sido respondido por el juez en los mismos términos. De esta forma, el magistrado entiende que la Asociación de Empresarios y Comerciantes de Galicia no puede personarse como acusación particular porque "no ostenta la calidad de perjudicado u ofendido por los delitos objeto de la causa".

Sin embargo, sí que le permite a la asociación personarse como acusación popular, pero supeditado a la prestación de una fianza, que la Fiscalía ha exigido que sea fijada en 100.000 euros, una cantidad que han tildado de "surrealista, una barbaridad" y que demuestra que "la justicia no es imparcial" y que actúa "de distinta forma" con la sociedad gitana que "con otros ciudadanos".

Además, el colectivo ha incidido en que sí que es un "perjudicado", puesto que la inspectora jefa de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de la Comisaría de Vigo ha sido imputada por un supuesto delito de revelación de secretos en relación con una red que distribuía falsificaciones de ropa y que operaba desde el mercado de A Pedra, en la ciudad olívica.

En este sentido, han reiterado que se sienten "plenamente perjudicados" porque ellos también venden ropa en el mercado vigués. "Si en la piedra se vende esa ropa falsa a 20 euros y nosotros tenemos que venderla a 30 porque la nuestra es de marca, evidentemente nos está perjudicando", ha explicado Valverde, que ha añadido que también se está dañando su imagen porque "la gente podría pensar que —su— ropa sale de una trama de falsificación".

Estafa y falsedad documental

La inspectora jefa de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de la Comisaría de Vigo está imputada, junto a su marido, también agente de Policía, por un supuesto delito de revelación de secretos en relación con una red que distribuía falsificaciones de ropa.

Además, al marido se le atribuyen otros delitos de estafa y de falsedad documental, todo ello relacionado con su supuesta vinculación a esta trama. Esta actuación está relacionada con una operación desarrollada el pasado mes de diciembre por la Guardia Civil cuando, en el marco de la 'Operación Tron', se desarticuló una red que distribuía ropa falsificada a toda España.

La sociedad gitana ha señalado, asimismo, que la inspectora jefe fue "la máxima responsable" de los informes policiales elaborados contra un hijo del rey de los gitanos "para poder imputarlo por supuesto tráfico de drogas" y reiteran que se trata de documentos "posiblemente contaminados" y con "poca credibilidad" por la supuesta implicación de la mujer en actividades delictivas.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.