El presidente del consejo asesor internacional del Banco Popular, Jacobo González Robatto, se perfila como principal candidato a situarse al frente de la Nueva Pescanova, aunque aún está por definir si en calidad de presidente o de consejero delegado, informaron a Europa Press en fuentes conocedoras de la situación de la pesquera.

El actual presidente de Pescanova, Juan Manuel Urgoiti, que recaló en la multinacional española en septiembre de 2013, presentará su dimisión en la reunión del consejo de administración de la compañía que se celebrará mañana en Madrid y en el que se elegirá a su sucesor, que tomaría posesión más adelante.

Aunque en la actualidad se maneja algún candidato más, Jacobo González Robatto es el candidato de consenso que cuenta con más apoyo por parte de la banca acreedora, ya que presenta un perfil internacional adecuado de cara a la gestión de la futura Pescanova.

Robatto tiene un perfil de profesional dialogante, con amplio conocimiento del mundo financiero y empresarial, capaz de asumir el reto de reflotar una empresa tan compleja como Pescanova.

Por otro lado, el juzgado de lo Mercantil de Pontevedra ha confirmado este miércoles que no se han presentado alegaciones en contra de los convenios de Pescanova y Pescafina, según han informado a Europa Press en fuentes jurídicas.

El Tribunal Superior de Xusticia de Galicia ha informado de que no hay alegación sobre ambos convenios, lo que da vía libre a la salida del concurso de acreedores de ambas compañías, una vez que se ha agotado el plazo estipulado para la presentación de oposiciones al convenio, y permite a la banca que empiece a trabajar para lograr la viabilidad de la pesquera.

Pescanova, que presentó concurso en abril de 2013, logró que el 63,65% de los acreedores financieros y comerciales dieran su respaldo al convenio presentado por la banca atrapada en la pesquera para evitar su liquidación, lo que le permitía tomar las riendas de la compañía.

De esta forma, el apoyo de los acreedores al plan de viabilidad de las entidades financieras (Banco Sabadell, Banco Popular, CaixaBank, NCG Banco, BBVA, Bankia y UBI Banca) superó el límite legalmente exigido del 51%, teniendo en cuenta que estos bancos aglutinan el 30% del pasivo.

El acuerdo supone un cambio en los sujetos que prestan el apoyo financiero al convenio, que pasó a ser de las entidades financieras, mientras que José Carceller (Damm) y Luxempart abandonaron el consejo de la multinacional pesquera tras tomar la banca acreedora el timón de la pesquera y ser aprobado el convenio para evitar su liquidación.

La aprobación del convenio de Pescafina, en la que Pescanova cuenta con el 95% del capital, era determinante para el de la pesquera gallega.

La filial más grande de Pescanova, con sede en Madrid, fue declarada en concurso el pasado mes de julio en un procedimiento ligado al de la matriz, al compartir ambas un gran número de acreedores.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.