CCOO ha presentado este miércoles el informe de evolución de las agresiones al personal del Servicio Andaluz de Salud (SAS) durante el periodo 2007-2013, que desvela que en esos años un cinco por ciento de la plantilla del SAS en Cádiz sufrió algún tipo de agresión.

Según indica CCOO en una nota de prensa, 609 de las 6.173 agresiones registradas en Andalucía se produjeron en Cádiz. El año con más agresiones registradas fue 2010 (112), y el que menos 2007 (76). En el último año analizado, 2013, se produjeron 84 agresiones.

El sindicato llama la atención sobre la evolución por años, un comportamiento que se repite en todas las provincias. El número de agresiones estaba descendiendo hasta 2008 y a partir de 2009 ó 2010 aumenta "coincidiendo con el agravamiento de las consecuencias de la crisis económica".

Se trata de un ascenso "pronunciado" que, para CCOO, podría tener relación con el deterioro de la calidad asistencial derivada de los primeros recortes en el sector sanitario.

El secretario general de Sanidad de CCOO Cádiz, José Antonio Aparicio, destaca que la falta de recursos humanos ha sido un factor "desencadenante".

"En zonas como el Campo de Gibraltar, donde más de un cuarto del personal es eventual, las agresiones se han multiplicado en los dos últimos años", apunta, al tiempo que detalla que en los últimos seis meses se han producido cinco agresiones.

De las 609 agresiones registradas en la provincia, 160 fueron físicas y 449 no físicas, "es decir, fundamentalmente verbales". En Andalucía se contabilizaron 1.472 agresiones físicas.

Del cruce entre el número de agresiones registradas en la provincia y el censo de personal del SAS se deduce que el 5,01 por ciento de trabajadores ha sufrido alguna agresión durante el periodo de estudio, una cifra que está por debajo del 6,88 por ciento andaluz.

El sindicato ha recopilado los datos del Registro Informatizado de Agresiones (RIAC) y señala que "no están todas las que son, ya que aproximadamente un 20 por ciento de las agresiones no se denuncian y, por lo tanto, no quedan registradas".

El sindicato pide "una actuación más decidida y eficiente" por parte del SAS, "puesto que desde que se aprobó el Plan de Prevención de agresiones en la Mesa Sectorial de Sanidad el 10 de marzo de 2015, no se ha actualizado nunca ni se ha creado una comisión de seguimiento que lo evalúe".

CCOO reclama "la creación de la figura del mediador y el educador social, y el refuerzo del papel de los trabajadores sociales, figuras que pueden ofrecer mediación en situaciones conflictivas y poner en marcha medidas preventivas mediante actuaciones concretas".

Las medidas de tipo pasivo, campañas informativas y de sensibilización y acciones formativas son otras de las propuestas del sindicato. Para el sindicato tiene una "particular importancia" contar con plantillas "cubiertas al cien por cien en los servicios más conflictivos como las urgencias y la consultas de atención primaria".

Para la implantación de todas estas medidas y su coordinación, CCOO propone un 'Observatorio de Agresiones', algo en lo que el sindicato recuerda que lleva años insistiendo "y el SAS demora en crear".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.