El presidente de la Diputación de Lugo y secretario xeral del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, ha asegurado este miércoles que "siempre" actuó "conforme a la ley" y, de hecho, ha recordado que él mismo llevó "voluntariamente" al juzgado información sobre su situación patrimonial.

Así se ha pronunciado —a través de un comunicado— después de que trascendiese que la jueza que instruye la Operación Pokémon, Pilar de Lara, decidió el pasado mes de diciembre formar una pieza separada centrada en el dirigente socialista durante su etapa como concejal en Lugo.

A este respecto, Besteiro ha señalado que el 17 de diciembre, al conocer por los medios de comunicación que la magistrada investigaba su situación patrimonial, trasladó al juzgado documentación para acreditar que su única propiedad es su piso con su plaza de garaje, que posee en régimen de gananciales con su mujer.

"Desde diciembre espero que el juzgado pueda concluir su actuación", ha añadido el líder del PSdeG, antes de indicar que el pasado mes de abril varias personas que trabajaron en la reforma de su casa fueron citados a declarar en calidad de testigos.

"No me cabe duda alguna de que (la jueza) pudo verificar la información que, voluntariamente, remití ya en diciembre, y que demuestra que siempre actué conforme a la ley", finaliza el comunicado difundido por Besteiro.

Pieza separada

En la pieza separada, Pilar de Lara incluye la declaración de un policía local y de un pequeño empresario —además de una diligencia de la Policía Judicial— realizadas en el marco de la Operación Pokémon pero que "carecen de relación" con este caso.

En esas comparecencias, incluidas en el sumario, ambos testigos sostienen que Besteiro no pagó las reformas de su piso, de las que se habría hecho cargo Construcciones Pedrouzo. A mayores, el agente acusa al socialista de haber gestionado aportaciones irregulares para su partido.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.