El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, ha considerado este miércoles la investigación y el desarrollo como "acelerador" de los cambios que Andalucía "debe afrontar en su modelo productivo" y ha defendido la investigación científica y técnica como "un recurso esencial" para "dotar de mayor valor añadido a la economía de la Comunidad".

Sánchez Maldonado ha hecho estas declaraciones durante su visita a las instalaciones de DSM Deretil, en Cuevas del Almanzora (Almería), donde ha comprobado la labor de esta empresa dedicada a la investigación, desarrollo, fabricación y comercialización de materias primas para la elaboración de antibióticos semi-sintéticos, como las penicilinas y las cefalosporinas.

Según ha indicado en una nota el titular de Economía, es "prioritario" para la Junta de Andalucía facilitar a las empresas el desarrollo de la I+D+i. "Necesitamos incrementar la inversión privada en este campo, que actualmente representa un tercio del total en Andalucía", ha indicado.

A este respecto, ha explicado los instrumentos de los que dispone el Gobierno andaluz para respaldar la I+D+i empresarial, como los fondos reeembolsables, los incentivos a la innovación, los servicios avanzados para el emprendimiento, la internacionalización o la captación de inversiones, o las infraestructuras científico-tecnológicas a través de los once parques y centros tecnológicos repartidos por la geografía andaluza.

En este sentido, ha creído que "renunciar a la I+D+i es hipotecar nuestro futuro y desperdiciar todos los logros alcanzados en las últimas décadas". Según ha remarcado, en los últimos 20 años Andalucía "ha conseguido un cambio estructural en este campo" y los contratos de 1+D con empresas "se han multiplicado por diez, la producción científica por ocho y las patentes se han multiplicado por cuatro". Además, la región cuenta con una comunidad científica de relevancia nacional e internacional "con más de 2.000 grupos de investigación y cerca de 30.000 investigadores".

Igualmente, ha subrayado el "papel protagonista" de las diez universidades públicas andaluzas en el "empuje que vive Andalucía en I+D". Cerca de la mitad de los investigadores trabajan en las instituciones académicas, más de 12.000, y en la última década han conseguido duplicar el número de contratos de colaboración en proyectos de I+D entre las OTRI de las universidades y las empresas.

El consejero ha hecho un recorrido por las instalaciones de DSM Deretil, que ha llevado a cabo una continua estrategia de diversificación con el objetivo de ampliar su cartera de productos, dando como resultado la creación de diversas filiales. Así, Deretil ofrece servicios de desarrollo para la fabricación de ingredientes químicos y farmacéuticos activos y es líder en la integración de procesos productivos desde las materias primas hasta los productos finales.

Consulta aquí más noticias de Almería.