Casi uno de cada tres ceutíes, concretamente 23.400 vecinos de la ciudad autónoma, soportan niveles de ruido por encima de los Objetivos de Calidad Acústica (OCA) para zonas urbanizadas residenciales en horario nocturno, cuando no deberían superar los 55 decibelios, según los datos del Mapa Estratégico de Ruido que desde este miércoles y durante un mes somete a exposición pública la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Ceuta.

El 24 por ciento de la población local, 19.200 personas, sufren un nivel de contaminación acústica que supera los 65 decibelios de media durante las 24 horas del día. El tráfico rodado, que se señala como la principal fuente de ruido en la ciudad, afecta de una manera "extrema", en cotas por encima de 75 decibelios, a los residentes en cerca de medio millar de viviendas.

Los autores del documento destacan en sus conclusiones que "el foco de ruido que resulta claramente predominante y que determina los niveles ambientales existentes es el tráfico rodado" mientras que "la afección originada por el ruido generado por de las actividades industriales y portuarias es prácticamente nula".

En relación con el ruido diurno, tras cuatro campañas de medición en 110 puntos cada una se ha determinado que un 53 por ciento de la población (43.000 habitantes) está en situación 'poco ruidosa', esto es, con valores de inferiores a 55 decibelios. Por las noches la población que estaría en 'situación poco ruidosa', por debajo de 45 decibelios, supone el 34 por ciento del total.

Entre los objetivos que identifica el Mapa Estratégico a cumplir durante los próximos años se incluye "modificar el comportamiento de la ciudadanía ceutí en relación con la generación del ruido" y "ajustar los crecimientos de la Ciudad al modelo desarrollado en el Plan General de Ordenación Urbana, evitando el crecimiento difuso y definiendo usos dotacionales de proximidad, que posibilite un reducir el uso de vehículos para el transporte de viajeros".

También se incide en la conveniencia de "utilizar materiales más silenciosos en el viario" como, por ejemplo, asfalto poroso, "menos rugoso y de textura más suave que el convencional", que "contribuye significativamente a la reducción de la contaminación acústica derivada del tráfico rodado".

Además, se propone "promover el transporte público y modos no motorizados de transporte, favoreciendo la disminución del tráfico de vehículos privados"; "mantener el proceso de peatonalización de nuevas calles de la ciudad" y "garantizar el cumplimiento del límite de velocidad a 50 kilómetros por hora en las vías urbanas de Ceuta, posibilitando el desarrollo de medidas para calmar el tráfico".

Consulta aquí más noticias de Ceuta.