La Unió de Llauradors ha afirmado este miércoles que los precios de las naranjas han caído un 47 por ciento de media esta campaña respecto a la anterior, lo que ha provocado una "alarmante falta de ingresos" entre los citricultores de la Comunitat Valenciana y unas "pérdidas que pueden rondar los 300 millones de euros".

En un comunicado, la organización agraria informa de que han convocado una acción simbólica de protesta el jueves 29 de mayo en Valencia para "demandar soluciones".

La Unió indica que la comparativa de los precios facilitados cada semana por el Observatorio de la Conselleria "es concluyente en cuanto a la disminución de las cotizaciones en las variedades de naranja" y que, además, "en muchos casos los agricultores han tenido peores precios o incluso se ha quedado la fruta sin recolectar".

En concreto, en Navelina el precio en origen ha bajado un 43 por ciento respecto a la campaña anterior, al pasar de 0,21 a 0,12 euros el kilo, en Navel Lane Late un 36 por ciento, de 0,22 a 0,14 euros, y en la variedad Navel Powell, un 61 por ciento, de 0,41 a 0,16 euros.

En mandarinas, señalan que "ha ido un poco mejor aunque no de forma general" y, como ejemplo, apuntan que el precio medio en Satsuma ha descendido un 35 por ciento, de 0,20 a 0,13 euros el kilo.

Respecto a las otras variedades, desde la Unió apuntan que los precios se han mantenido dentro de la normalidad de los últimos años, de modo que "no son del todo satisfactorios, pero el citricultor se conforma cada vez con menos para no perder tanto".

Según las mismas fuentes, las mejores cotizaciones se lograron en la fruta de calibre grande dado que el 30 por ciento de la cosecha no se recolectó o se obtuvo un precio inferior a otras campañas. Así, mantienen que "un mejor precio no ha compensado el bajo calibre".

Además, subrayan que los costes de producción "se han disparado de manera importante para los productores, básicamente la energía", de modo que "las explotaciones de cítricos —básicamente naranjas—, con gastos muy elevados debido al riego, han visto reducidos sus márgenes drásticamente", en un 64 por ciento entre 2009 y 2012.

"actuación inmediata" de administraciones públicas

En ese contexto de "importante crisis económica" que viven los productores de cítricos desde hace años, La Unió reclama la "actuación inmediata" de la Generalitat, el Gobierno central y la Comisión Europea.

Su intención es "sensibilizar a los gobernantes y a la sociedad que hay que cambiar las cosas" para lograr que "el cultivo más importante del campo valenciano y que tanto aporta a nuestra economía quede en manos de agricultores y no de grandes empresas".

Consulta aquí más noticias de Valencia.