El Colegio de Abogados de Castellón ha creado un nuevo Centro de Mediación como un sistema complementario y alternativo al proceso judicial en la resolución de conflictos de diversa índole, que incorporará abogados que voluntariamente se inscriban para asistir a cualquier ciudadano o empresa.

Al acto de presentación han asistido el decano del Colegio de Abogados de Castellón (ICACS), Antonio Esteban; el juez decano de los juzgados de Castellón, José Luis Conde Pumpido; el fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Castellón, José Luis Cuesta; y los coordinadores del CEMICACS, Anna Vall Rius y Antoni Rius.

El mediador asumirá el Código de Buenas Prácticas sujeto al Código Deontológico de la Abogacía como una parte más del Colegio de Abogados de Castellón y se formará a través de la institución colegial para tener las condiciones requeridas según los criterios de calidad exigibles.

Antonio Esteban ha destacado, como "elemento fundamental" de la mediación, el hecho de que "son las partes en conflicto las que resuelven el problema con ayuda de un mediador y, como es de ellos de donde surge la solución al conflicto y no de un tercero, esto garantiza una alta voluntad en el cumplimiento de los acuerdos".

"En el ámbito familiar es muy importante que las partes lleguen a acuerdos, puesto que con toda probabilidad tendrán que seguir conviviendo y por eso se necesita pacificar la convivencia", ha añadido.

El decano del Colegio de Abogados de Castellón ha explicado que el Centro de Mediación del Colegio de Abogados "no solo tratará de resolver conflictos de familia, sino también temas empresariales, conflictos de índole sanitaria, relaciones con administraciones locales, conflictos laborales y de todo tipo como pueden producirse en una sociedad moderna como la nuestra".

ALTERNATIVA

El Centro de Mediación se propone como una alternativa a procesos judiciales que suponen un alto coste personal, económico y social en asuntos que finalmente se resuelven con el diálogo entre las partes.

Por su parte, Conde Pumpido ha valorado la creación de un organismo en el que está "interesado desde hace años, ya que la falta de recursos del sistema judicial no ofrece una respuesta rápida y adecuada a las necesidades de los ciudadanos para los que la mediación es muy positiva, especialmente en la familia, donde la carga emocional de los conflictos hace el proceso muy complicado", aunque matiza que "no funciona en todos los casos, algunas veces el grado de enfrentamiento es demasiado alto".

El fiscal Jefe de la Audiencia Provincial de Castellón, José Luis Cuesta Merino, también ha aplaudido la iniciativa del Colegio de Abogados de Castellón por ser "no una alternativa a los juzgados, sino una vía más para resolver un proceso de conflicto".

Consulta aquí más noticias de Castellón.