Niegan una VPO a una mujer maltratada con cinco hijos
Ana Carmen Soler, de tiene 53 años. 20MINUTOS

Ana Carmen Soler tiene 53 años, es parada de larga duración y tiene cinco hijos y un nieto. Vive en Cádiar, en la Alpujarra granadina, un pueblo de apenas 1.600 habitantes, en la casa de la madre de uno de sus yernos. Con una condena para su expareja y padre de sus hijos por maltratarla durante años, parecía reunir todos los requisitos para recibir una de las tres viviendas de protección oficial (VPO) que iba a adjudicar su ayuntamiento. Hasta que este abril se encontró con que la rechazaban por no cumplir con todas las condiciones.

"Llevo intentando ver al alcalde desde hace un mes y no me recibe. He llegado a estar desde las 10.00 hasta las 14.00 horas en el Ayuntamiento hasta que una funcionaria me dijo que me fuera. Pido que me expliquen como puede ser, porque no es sólo que no nos hemos enterado de cómo ha sido el sorteo, es que no supe que no me había tocado hasta que lo vi en el Facebook. Esas no son formas", lamenta Ana Carmen.

Llevo intentando ver al alcalde desde hace un mes y no me recibe Al piso de VPO se mudaría junto a cuatro de sus hijos, incluyendo el menor, de 17 años, que se encuentra actualmente acogido por Aldeas Infantiles. "Ahora mismo ni siquiera puedo decirle que se acerque a vernos un fin de semana porque no cabe. Ni yo puedo disfrutar de mi hijo ni él puede estar con su familia". Los únicos ingresos fijos que entran en la casa son los de la ayuda de 426 euros de la Renta Activa de Inserción que recibe ella. Sus hijos sobreviven todos con pequeños trabajos temporales.

El Ayuntamiento de Cádiar alega que Ana Carmen no habría rellenado la solicitud correctamente. Uno de sus hijos no está empadronado en Cádiar y no consta que viva con ella, y no especificó que fuese víctima de maltrato, algo que sube puntos en la baremación por Ley. "Yo no voy a ponerme un cartel de que me han maltratado, pero en el pueblo lo sabe todo el mundo", alega ella. "Si por mujer maltratada me daban más puntos, me lo tenían que decir ellos, no yo. En el ayuntamiento sabe todo el mundo lo que ha habido en mi casa".

Problemas con el padrón

En cuanto al empadronamiento, lamenta que llevan "años" arreglando esos papeles. "Hace meses me dijeron que estaba bien, pero justo este abril que me hacen falta resulta que no, y que yo no me entero. Qué casualidad". Ana Carmen acusa al Ayuntamiento de haber favorecido a una de las tres personas que han recibido las VPOs, la madre de una militante del PP local, que gobierna el pueblo. "Esperaban que no nos enterásemos y no reclamásemos, pero yo no me voy a callar".

El alcalde de Cádiar, José Javier Martín, ha negado los hechos e incluso la ha retado a que "si puede demostrarlo, que lo lleve a los tribunales", defendiendo la legalidad y la validez de todo el proceso, "que es público y accesible a cualquier ciudadano".

El hijo menor sigue acogido pero la mayoría de los hijos de Ana Carmen han pasado por residencias o la misma Aldeas Infantiles. "Los he ido recogiendo en casa conforme han sido mayores de edad, todos han querido venir conmigo, ninguno con su padre. El problema es que no tengo sitio. Mi casita me hace falta porque donde estamos no cabemos, le daríamos más espacio a la familia de mi yerno y mi hija y nosotros también estaríamos mejor".

Consulta aquí más noticias de Granada.