La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, María Jesús Serrano, ha destacado este miércoles que en la Red Andaluza de Centros de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) de la Junta se atendieron durante el pasado año a un total de 4.870 animales, de los cuales 3.186 (el 58,2%) fueron recuperados y devueltos a su medio natural.

En declaraciones a los periodistas, Serrano, quien ha visitado las instalaciones del CREA de Los Villares, ubicado en plena Sierra de Córdoba, ha explicado que la principal causa que originó los ingresos en los CREA durante 2013, en cuanto a aves se refiere, fue por caída de nidos o por el abandono parental de pollos pequeños y volantones (29,64%), a los que hay que sumar la extracción del hábitat de ejemplares adultos (8,73%).

Otras causas relevantes fueron las producidas por colisiones (con alambrada, tendido eléctrico, aerogeneradores, etcétera), las cuales llevaron al 20,19% de los ingresos. La mayoría de los animales ingresados fueron aves (76,6%), aunque también se atendieron reptiles terrestres (21%), mamíferos terrestres (2,5%) y, en menor medida, anfibios (0,02%) .

En este sentido, la consejera ha agradecido la alta participación de los ciudadanos, quienes han colaborado con la red de los CREA llevando los ejemplares heridos a sus instalaciones o contactando con la Consejería, tras observar a algún animal herido o en dificultades. De hecho, el 43% de los avisos que se reciben proceden de particulares, seguidos de los de la Guardia Civil y de los Agentes de Medio Ambiente.

Sin recortes

En opinión de la titular de Medio Ambiente, la red de los CREA refleja la "apuesta de la Junta por la protección y conservación de la biodiversidad, un eje transversal en las políticas de la Consejería", pues "en el Gobierno andaluz no nos hemos escudado en la crisis para desmantelar este tipo de centros, como sí han hecho en otras comunidades autónomas".

Además, de esta forma, según ha argumentado, "no solo protegemos el medio natura, nuestra fauna y nuestra biodiversidad, sino que conseguimos generar empleo", como ocurre con la reintroducción de las anguilas, pues así se recupera "el sector de actividad económica" vinculado a la comercialización de estos peces, mientras que con la recuperación y reintroducción de línces y aves como el buitre negro, "fomentamos el turismo de naturaleza y ornitológico, consiguiendo también dinamizar la economía de las zonas rurales y de los espacios protegidos".

La Red Andaluza de Centros de Recuperación de Especies Amenazadas la integran ocho instalaciones, una por cada provincia: las de Dunas de San Antón, en la provincia de Cádiz; Las Almohallas, en Almería; El Blanqueo, en Granada; Marismas del Odiel, en Huelva; Quiebrajano, en Jaén; El Boticario, en Málaga; San Jerónimo, en Sevilla, y Los Villares, en Córdoba.

Crea de los villares

En el transcurso de la visita al CREA de Los Villares, Serrano ha recordado que estas instalaciones colaboran con la Consejería en planes y programas de conservación de especies amenazadas, tales como el lince ibérico, el lobo o en aves necrófogas, en especial el buitre negro; así como en la recuperación de peces e invertebrados de medios acuáticos.

Este espacio alberga también el Centro de Cría y Conservación de Peces Amenazados, que se dedica fundamentalmente a la anguila, además de otras especies, como el salinete, el fartet, el blenio de río y el jarabugo. Este CREA es el quinto de Andalucía con más ingresos durante 2013, en concreto, 518 ejemplares, lo que representa el 10,2% del total. El centro cordobés dispone además de una zona de visitas frecuentada por escolares.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.