La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Elena Víboras, ha afirmado que la acuicultura es "un valor seguro" para afrontar la creciente demanda de productos pesqueros "desde el mayor compromiso con los recursos naturales" y que el sector andaluz está demostrando que cuenta "con el potencial necesario" —tanto recursos naturales y humanos como en el ámbito empresarial— para "hablar con voz propia".

Víboras ha realizado estas afirmaciones en la Comisión de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural del Parlamento de Andalucía, donde ha informado este miércoles sobre el apoyo del Gobierno regional al sector acuícola en general y sobre la 'Estrategia andaluza para el desarrollo de la acuicultura marina' en particular.

La consejera ha explicado que, amparándose en el marco normativo vigente, la Junta de Andalucía ha promovido durante los últimos años diversas líneas de impulso a la acuicultura procurando el "desarrollo racional" de esta actividad. Entre otras actuaciones llevadas a cabo, la titular de Pesca ha destacado medidas dirigidas a implantar nuevas empresas e instalaciones, innovar en los sistemas de cultivo y apoyar la investigación tecnológica.

Este apoyo público, que ha rondado los 30 millones entre 2007 y 2014, "ha sido bien aprovechado por nuestro sector acuícola" pero "hay que seguir trabajando" para lograr que la dimensión social y económica de esta actividad "sea acorde a su inmenso potencial", ha afirmado Víboras.

En cuanto a los medios para alcanzar este objetivo, la consejera ha remarcado las posibilidades que brinda a estos productores la apuesta de la Unión Europea por la acuicultura a través de la nueva Política Pesquera Común (PPC) y del Fondo Europeo Marítimo y Pesquero.

Y en este contexto, la Junta de Andalucía ha diseñado la 'Estrategia andaluza para el desarrollo de la acuicultura marina' "con el compromiso de aprovechar esta oportunidad" y con el fin de "lograr el crecimiento sostenible y competitivo de nuestra acuicultura potenciando la innovación y el desarrollo tecnológico", ha puntualizado Víboras.

La consejera se ha referido en su intervención a las perspectivas de la acuicultura en Andalucía y ha afirmando que el sector "tiene un interesante camino por delante en el que va a contar, como ha contado hasta ahora, con el apoyo de este Gobierno".

Víboras ha explicado que la actividad acuícola andaluza tiene aún "lo mejor por alcanzar" argumentando que las costas de la región "disponen de amplios recursos naturales cuyo aprovechamiento ordenado y sostenible suponen claras expectativas de expansión futura".

Actualmente la producción acuícola aporta el ocho por ciento del valor añadido de la pesca andaluza y representa el tres por ciento del total nacional, un porcentaje que asciende al doce por ciento en términos de valor económico. El sector estima que la producción acuícola puede llegar a triplicarse en los próximos siete años.

Estrategia andaluza

Para alcanzar un crecimiento sostenible y competitivo de la acuicultura marina en Andalucía, la Consejería ha propuesto ocho líneas fundamentales de actuación desde este año hasta 2020, la primera de las cuales aboga por hacer "más ágil y más eficiente" el escenario organizativo y el marco normativo que afecta a este sector a través del desarrollo de una norma específica que regule el procedimiento administrativo y los requerimientos para iniciar una actividad.

Además, desde la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural se ha solicitado al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente "la máxima celeridad" en la emisión de los informes preceptivos que necesita la Junta de Andalucía para otorgar autorizaciones de cultivos marinos en las zonas de Dominio Público Marítimo Terrestre.

Otra de las vías de actuación se refiere, por un lado, a la planificación sectorial del sector acuícola marino para crecer en competitividad impulsando acciones que ayuden a las empresas a mejorar su viabilidad, acceder a financiación, diversificar sus actividades o poner en marcha nuevos proyectos; y por otro lado, a la selección de los emplazamientos más idóneos para desarrollar la acuicultura. Para facilitar esta elección, el Gobierno andaluz trabaja en la identificación y declaración de Zonas de Interés para la Acuicultura y en la elaboración de Planes de Ordenación de Especies en Zonas Intramareales.

La 'Estrategia andaluza para el desarrollo de la acuicultura marina' contempla además acciones dirigidas a mejorar la organización de los mercados, aumentar el valor añadido de los productos y mejorar la capacidad de decisión de las empresas; medidas relativas a la gestión del medio natural, ya que la calidad ambiental del entorno de producción tiene un impacto determinante en la calidad del producto; y actuaciones del ámbito del bienestar y la sanidad animal para controlar y prevenir las patologías que puedan afectar a los cultivos.

Asimismo, esta planificación incluye también líneas estratégicas centradas en la promoción de los productos, para familiarizar al público con estos alimentos e incorporarlos a la cultura alimentaria andaluza; en la formación de los productores, para que el sector disponga de la capacidad de adaptarse rápidamente a los cambios; y en la investigación, innovación y transferencia tecnológica.

Datos del sector

La consejera ha explicado a los asistentes que el litoral andaluz (atlántico y mediterráneo) cuenta con cerca de 9.000 hectáreas dedicadas a la actividad acuícola donde se diferencian dos zonas de producción: marítimo-terrestre (91% de la superficie) y mar abierto (9% de la superficie y 54% del valor total de la producción acuícola andaluza). Actualmente 114 empresas de pequeño tamaño desarrollan esta actividad en la región, generando en 2013 un total de 634 empleos directos cuyo "principal valor reside en su estabilidad frente a las limitaciones temporales y biológicas de la actividad pesquera extractiva", ha comentado Víboras.

El sector atraviesa hoy en día un proceso de consolidación y modernización tras la "notable expansión" experimentada en la última década. Este crecimiento se plasma en un aumento del número de entidades, que se ha duplicado respecto a las 62 registradas en 2002; de la producción (27% más que en 2002 al sobrepasar hoy las 8.000 toneladas); de la facturación, que ha crecido un 66 por ciento superando los 51 millones de euros; y de su participación en la actividad pesquera regional, casi duplicando el 11,4 por ciento que suponía hace diez años al suponer hoy el 21,6 por ciento de la facturación total del sector andaluz.

En cuanto al consumo de estos alimentos hoy en día, Víboras ha comentado que más de la mitad de los productos acuáticos que se consumen en el mundo proceden de granjas de acuicultura.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.