El candidato de CiU a las europeas, Ramon Tremosa, ha defendido este miércoles que un eventual Estado catalán construiría más rápido el Corredor Mediterráneo teniendo en cuenta las "pequeñísimas cantidades" —55 millones de euros— que el Gobierno ha destinado este 2014 a la infraestructura.

Así se ha pronunciado en rueda de prensa tras realizar un breve trayecto por el Puerto de Tarragona acompañado del conseller de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, poco después de que la ministra de Fomento, Ana Pastor, haya llamado desde Barcelona a que Catalunya y toda España trabajen juntos y peleen para lograr fondos comunitarios del Corredor del Mediterráneo.

"No es momento de palabras, y los hechos y las cifras hablan por sí solas: 641 millones de euros para alta velocidad y solo 55 millones para el Corredor Mediterráneo", ha asegurado Tremosa, que ha añadido que todos los grupos del Parlament están a favor de la apuesta catalana, incluso el PP.

Ante los recursos que el Estado destina a esta obra, Tremosa ha alertado del riesgo de que en 2030, cuando toda la red europea ferroviaria debe funcionar, el Gobierno central se encuentre "fuera de juego" y sea sancionado por ello.

"No tendremos Corredor Mediterráneo si el Gobierno no hace su parte de trabajo, apostando por un tren de interés europeo, y no de los catalanes", ha advertido.

También se ha preguntado por qué el PP lleva aún en su programa electoral el Corredor Central cuando no está previsto, en los próximos cinco años, ninguna revisión de las prioridades ferroviarias en el marco europeo.

El actual eurocandidato de CiU ha avisado, además, de que cada voto a PP y PSOE se podrá utilizar para frenar la construcción del Corredor Mediterráneo, y ha constatado que ambos partidos ya han emitido un dictamen contrario a la demanda europea de que cada país individualice la gestión de los puertos y aeropuertos, lo que permitiría que el puerto de Tarragona se gestionara desde Tarragona si Catalunya fuera independiente.

Una europa fuerte

El conseller Santi Vila ha avisado del riesgo de que haya Estados que tengan la intención de "secuestrar" la idea de una Europa más fuerte y unida, tras reivindicar el papel que la UE jugó para imponer una red transeuropea de transporte frente al criterio del Gobierno central y la posibilidad de que se alineara con el francés.

También ha criticado el incumplimiento del Estado de la directiva europea del agua y su modelo de plan hidrológico, así como que no apueste por una gestión de la movilidad basada en la 'euroviñeta', que son vías de altas prestaciones en las que se paga por uso y contaminación: "Nos tenemos que librar de los secuestradores de Europa".

Consulta aquí más noticias de Tarragona.