La particular visión que de Roma tenía el artista Giambattista Piranesi, irreal y matizada por sus fantasías infantiles, ha desembarcado en la sala de Las Francesas de Valladolid de mano de 44 grabados pertenecientes a la colección del primer Duque de Wellington y que podrán verse hasta el 13 de julio.

La serie 'Las Vistas de Roma' reúne imágenes de la ciudad moderna y de la antigua, del Tíber, Ripetta y el castillo de Sant' Angelo, de San Pedro, los alrededores del Tívoli, el coliseo, las plazas y fuentes o los palacios y templos pero siempre tamizadas por las fantasías infantiles del grabador.

Rosa Perales, comisaria de la muestra, ha explicado durante la presentación de la exposición que Piranesi, criado con su tío, magistrado del Agua de Venecia, conoció de niño "el terror de las cloacas" de aquella ciudad, lo que convirtió en una fantasía que le acompañó hasta su madurez.

Experto en el manejo del dibujo, la perspectiva y la composición y concepto de la luz, Piranesi representa imágenes que parten de la realidad pero "las aumenta hasta convertirlas en algo grandioso", de modo que muchos visitantes comprobaron, decepcionados, que lo que él plasmaba no era la realidad de Roma.

"Todo lo que contemplamos en esta serie es un mundo imaginario partiendo de la realidad", ha precisado la comisaria en referencia a los 44 grabados del autor, plenamente barroco, antes de recordar que su dominio de la perspectiva tiene que ver con su formación con arquitectos.

Fueron sus trabajos topográficos sobre las ruinas de Herculano los que afianzaron su "gran éxito", según Perales, quien ha señalado que las cloacas que conoció en su infancia y la arquitectura clásica inspiraron sus estampas, en las que se perciben todas sus fases (desde 1749 a 1776), sus cambios de interés por la posición de las personas y que viajaron por Europa, especialmente por Francia e Inglaterra.

Las obras que pueden verse en Valladolid, que forman parte de las planchas iniciales, fueron compradas por el primer duque de Wellington con el objetivo de adaptarse a la "rancia" nobleza inglesa de la época por medio del coleccionismo de arte, según Perales, quien ha asegurado que esa es, precisamente, una de las colecciones "más completas" de Piranesi.

El grabador de cobre, "el más famoso" del siglo XVIII y "uno de los principales dibujantes arquitectónicos de todos los tiempos", según el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, fue precursor de la arquitectura neoclásica, promotor intelectual del romanticismo e influyente en el surrealismo.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.