El Ayuntamiento de Narón (A Coruña) ha inspeccionado las redes de saneamiento y de tuberías del edificio situado en A Solaina, en el que una mujer sufrió el domingo por la noche la picadura de una serpiente cuando orinaba en el váter de su piso, y las tuberías de la guardería situada en la planta baja del inmueble.

La afectada recibió asistencia médica en el servicio de urgencias del complejo hospitalario de Ferrol, debido a la picadura del reptil en el glúteo.

El concejal de Servicios, Pablo Mauriz, ha explicado que las indicaciones que recibió la Policía Local fue que a la mujer le había picado una culebra del grosor de un vaso de tubo, y de colores amarillos y verdes.

La vivienda está situada en la calle Alexandre Bóveda, encima de la guardería infantil de A Solaina, a la que acuden unos 90 niños. Tras tener conocimiento de la picadura a la mujer, el lunes el Ayuntamiento cerró los aseos para proceder a su inspección con técnicos de la empresa Cosma, encargados del saneamiento del edificio.

El lunes, se inspeccionó toda la red de tuberías del edificio, mediante la utilización de las cámaras que también se emplean para detectar fugas, y se "comprobó que las canalizaciones de la guardería son independientes de las del edificio".

No obstante, también se inspeccionaron las tuberías de "las instalaciones para corroborar que el bicho no se hubiese colado por el alcantarillado, aunque era prácticamente imposible", ha explicado Mauriz. A mayores, se desenroscaron los tapones de las bajantes, se abrieron las arquetas de los colectores de la calle y se inspeccionaron con las cámaras los alcantarillados.

CARTA

"En la escuela infantil garantizamos que no está", ha asegurado, por lo que se ha restablecido el uso de los cuartos de baños. Los padres de los niños recibirán una carta del Ayuntamiento informando de lo sucedido y las inspecciones realizadas.

El departamento de Medioambiente de la Policía Local continúa investigando lo sucedido y trata de determinar si la culebra o serpiente pudiese tener algún propietario, según ha explicado Mauriz.

El edil de Servicios ha querido transmitir un mensaje de tranquilidad a los vecinos de Narón, porque "biólogos y técnicos casi descartan que fuera del alcantarillado público hacia arriba, porque no pueden subir en vertical, es muy complicado".

A la espera de que se obtengan más datos, insinuó que una de las posibilidades sería que el reptil procediese de otro piso del edificio en donde se pudiese haber colado o lo hubiesen arrojado al inodoro.

"Es casi imposible que aparezca la misma culebra en otro edificio, hablamos con biólogos y técnicos y casi imposible, porque no suben en vertical a un edificio, la gente puede estar tranquila y no tiene que crearse una alarma social", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.