El vicepresidente y conseller de Presidencia, Antonio Gómez, y el rector de la Universidad de las Illes Balears, Llorenç Huguet, han firmado un convenio de colaboración por un importe de 150.000 euros, a través del cual se da continuidad a los programas de cooperación al desarrollo para el curso 2014-2015.

También han estado presentes, la directora general de Cooperación e Inmigración, Antònia Maria Estarellas, y el vicerrector de Cooperación y Universidad Saludable, Antoni Aguiló.

El vicepresidente ha explicado que con la continuidad de este convenio, el Govern confirma un año más, "su carácter solidario hacia los más necesitados y su firme compromiso de consolidar las políticas de cooperación para el desarrollo en esta comunidad autónoma, haciendo más efectiva y eficaz la actuación de las diferentes administraciones públicas y entidades".

Asimismo, Gómez ha incidido en la importancia de hacer partícipes "a todos los agentes sociales, entre ellos, la UIB, que forma parte activa del Consejo de Cooperación".

Según ha señalado, esta colaboración con la Universidad tiene como objetivo formar futuro profesional y personal técnico "concienciado de las necesidades y los problemas de los países empobrecidos, y que participen en experiencias que proporcionen nuevos aprendizajes y nuevas habilidades tanto humanas como profesionales".

Por su parte, el rector de la Universidad ha destacado que "el hecho de que año tras año podamos mantener este convenio es una muestra de confianza en la gestión conjunta que estamos llevando a cabo entre ambas instituciones, y nos da elementos de futuro para hacer más cosas, dado que tenemos una base muy consolidada y unos profesionales especializados en la cooperación internacional".

Actuaciones previstas

Las actuaciones formativas que se prevén en el convenio, tienen un doble objetivo. Por una parte, formar personas especializadas en cooperación al desarrollo, y, por otra, mostrar la realidad que se vive en países empobrecidos y fomentar la solidaridad hacia sus ciudadanos.

Para el curso 2014-2015, el convenio incluye entre los diferentes ámbitos de actuación: La continuidad del programa de becas con la finalidad que el alumnado universitario haga prácticas en países empobrecidos; la realización de cursos en materia de cooperación al desarrollo de la UIB; el mantenimiento del Centro de Documentación de Cooperación al Desarrollo; la convocatoria de ayudas para llevar a cabo proyectos de cooperación universitaria al desarrollo generados por equipos de la UIB, y, en último término, el mantenimiento de la Oficina de Cooperación al Desarrollo y Solidaridad (OCDS).