La consejera de Vivienda, Inés Rojas, explicó este miércoles en comisión parlamentaria que este año se empezarán a abonar las ayudas a la entrada a la compra de la primera vivienda a los jóvenes que no la recibieron por la ausencia de disponibilidad presupuestaria de la administración.

"En breve se publicarán las bases y la convocatoria de subvenciones en el Boletín para que los jóvenes que se quedaron fuera del proceso de subvenciones del Programa de la Hipoteca Joven puedan cobrarla si continúan teniendo el derecho", comentó.

Según Rojas, el "compromiso" se ha formalizado en los presupuestos de este año, "que ya cuentan con tres millones de euros y que se irán abonando, a medida que se vayan resolviendo las solicitudes a la nueva convocatoria de subvenciones que se publicará en breve".

El resto, dijo, "se irán incorporando en los próximos años y se irá atendiendo a los jóvenes según establezcan las bases de la nueva convocatoria".

La consejera explicó que se actúa en el marco de las posibilidades del Ejecutivo, "y dentro del margen que nos ha permitido la normativa de control del déficit, de la situación económica actual y los presupuestos de esta Consejería en un momento muy, muy difícil en el que vimos incrementar la demanda de todo tipo de ayudas urgentes tanto en el marco de la vivienda como en otras áreas sociales".

Y esta realidad, dijo, "se ha trasladado a los jóvenes, porque podremos haber estado de acuerdo o no, pero hemos estado en permanente comunicación y la Plataforma ha estado permanentemente informado tanto por mi equipo como por mi personalmente".

La consejera recordó que el Gobierno de Canarias puso en marcha el programa de la 'Hipoteca Joven' para potenciar el acceso a la vivienda de la juventud canaria en un momento en el que era "muy complejo" que los jóvenes accedieran a un crédito, por lo que el Gobierno "mediaba" ante las entidades financieras para que pudieran acceder a una vivienda "con una buena relación calidad-precio".

Recesión económica

Rojas defendió las "excelentes condiciones" de la Hipoteca en aquellos momentos y explicó como a partir del año 2007 se incorporó al programa una subvención a la entrada que llegó a cubrir hasta 12.000 euros.

"Ante el éxito del programa en aquel momento, como la entrada en recesión económica, propiciaron que la disponibilidad presupuestaria no pudiera abarcar a todos los que solicitaran la subvención", detalló.

Este producto financiero ayudó a cerca de 30.000 jóvenes a comprar su primera vivienda con unas condiciones más ventajosas que en el resto de entidades. Entre los años 2009 y 2011, cerca de 10.000 jóvenes consiguieron comprar su primera vivienda con este producto hipotecario del Gobierno.