Sophia Loren
La actriz italiana Sofhia Loren, invitada de honor de la sección 'Cannes Classics' de la 67 edición del Festival de Cannes. Sebastien Nogier / EFE

Elegante, hermosa y seductora a sus casi 80 años. Así se ha mostrado Sophia Loren en la 67 edición del Festival de Cannes, donde ha acudido como invitada de honor de la sección Cannes Classics con motivo de los 50 años de uno de sus filmes más emblemáticos, Matrimonio a la italiana, una película que hizo junto a los dos hombres más importantes de su carrera cinematográfica, el realizador Vittorio de Sica, con el que colaboró en ocho películas, y Marcello Mastroianni, su "gran amor del cine y de la pantalla".

Loren, deslumbrante con un vestido color champagne adornado con cristales, demostró este martes que, aun siendo abuela, conserva el aura y el carisma (y los ojazos y largas piernas) de aquella gran estrella que enamoró al Hollywood clásico.

Como complemento a su paso estelar por Cannes, la italiana impartió este miércoles una conferencia magistral sobre cine La actriz, toda una leyenda viva del cine, recibió un homenaje en el festival cinematográfico francés, marco excepcional que aprovechó para presentar su regreso al celuloide. Lo hizo con un cortometraje que protagoniza a las órdenes de su hijo Edouardo Ponti, Voce Umana, inspirado en una obra de Jean Cocteau del mismo título y con una única actriz en escena.

El corto muestra a una mujer del Nápoles de los años cincuenta durante su última conversación telefónica con el hombre que amaba y que la ha dejado por otra. Según Edouardo, su madre demuestra aquí, en esta historia que ella llevaba cuarenta años queriendo interpretar, que sigue teniendo la fuerza interpretativa que la hizo famosa.

Como complemento a su paso estelar por Cannes, la italiana impartió este miércoles una conferencia magistral sobre cine, lo que demuestra su ímpetu y sus ganas de moverse, de trabajar, de seguir haciendo cosas en la vida y alejarse de la imagen típica de anciana octogenaria incapaz de valerse por sí misma.

Muchas décadas de éxito

Sophia Loren ha recibido a lo largo de su carrera unos 50 premios internacionales, entre los que se encuentran dos Oscar (uno a mejor actriz, en 1962, por Dos mujeres y otro, honorífico, en 1991), un BAFTA y un Premio Cecil B. DeMille (que se entrega en la gala de los Globos de Oro) por su trayectoria cinematográfica.

Su carrera comenzó en 1950, con pequeños papeles en películas italianas. Fue en aquella época cuando conoció al productor Carlo Ponti, que la ayudó a progresar y quien además acabó siendo su esposo no muchos años después. Sin embargo, no fue hasta 1954, tras conocer a De Sica y a Mastroianni, cuando despegó su carrera.

Su belleza y el magnetismo que desprendía frente a la cámara la llevaron a ser compañera de reparto de galanes de la talla de Cary Grant, Frank Sinatra y Marlon Brando.

Nunca ha perdido fuerza y, en más de medio siglo de trabajo, Sophia ha dejado momentos memorables para la historia del cine como protagonista de películas como Cintia, Esa clase de mujer, El pistolero de Cheyenne, Dos mujeres (ganadora de 22 premios) y El Cid. Su último papel destacado en la gran pantalla fue en Nine, musical de 2009 en el que Loren daba la talla junto a "jovencitas" como Penélope Cruz, Kate Hudson, Marion Cotillard y Nicole Kidman.