La sección tercera de la Audiencia Provincial de Alicante ha rechazado de nuevo una petición para declarar nulas las escuchas telefónicas relativas a la investigación sobre la tramitación del Plan Rabassa, que fueron en su día autorizadas y prorrogadas por el juzgado de Instrucción número 3 de Orihuela. Esta causa forma parte de la pieza separada del 'caso Brugal' relativa al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Alicante.

La defensa de Enrique Ortiz presentó el recurso —al que se adhirieron tres personas más— para que se anularan las escuchas telefónicas realizadas. Los magistrados argumentan su rechazo porque se solicitó al juzgado de Instrucción número 6 de Alicante, encargado de las investigaciones limitadas al Plan Rabassa, una nulidad que ya ha sido planteada con anterioridad, dado que la sección primera de la propia Audiencia ya dictó de rechazo sobre esta misma cuestión pedida en enero de 2012.

La sección tercera recuerda, en su auto del pasado 28 de abril hecho público por el Tribunal Superior de Jusricia de la Comunitat Valenciana, que es procedente el rechazo por tratase de una cuestión ya resuelta por la Audiencia de Alicante "aunque se plantee en el presente ante otro juzgado de Instrucción y ante otra sección" y "sin necesidad" de analizar los argumentos de la defensa de Enrique Ortiz que entiende que "son los mismos" que servían de sustento al recurso interpuesto en su día contra el auto dictado por el juzgado de Instrucción número 5 de Alicante.

Además, insisten los magistrados en que "la pretensión del apelante no se circunscribe a la oportunidad de traer a la causa dichos testimonios —las conversaciones—, sino de plantear ante el juzgado de Instrucción número 6 de Alicante la nulidad de los autos dictados en el juzgado número 3 de Orihuela", de 2008 y fechas posteriores.

Consulta aquí más noticias de Alicante.