El consejero de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía, José Antonio Echávarri, ha avanzado que se volverá a aprobar el decreto de ayudas a las comunidades de regantes, que este año estará dotado con 10 millones de euros, para modernizar las infraestructuras de riego.

Echávarri ha mantenido este miércoles en Mérida una reunión con las federaciones de regantes del Guadiana y del Tajo para explicarles el trabajo que está haciendo el Gobierno de Extremadura en general, y la Consejería en particular, en materia de regadíos.

Además, durante el encuentro también se ha dado cuenta de la inversión de 6 millones de euros que acometerá el Gobierno extremeño para "obras directas" que ayuden a los regantes "a paliar la subida de las tarifas eléctricas para el riego que han tenido, con la que no estamos de acuerdo y de ahí los recursos que hemos presentado", ha manifestado el consejero al término de la reunión.

"Los costes energéticos han subido de una manera alarmante y ponen en peligro la modernización que se ha hecho de esos regadíos", por lo que el consejero ha destacado que ya trasladaron "en su momento alegaciones al Ministerio de Industria en defensa de los regantes", ha insistido el consejero, en las que se proponen tarifas especiales y un IVA reducido, entre otras medidas.

Asimismo, el consejero ha explicado a los regantes las inversiones hasta el año 2020, y en este sentido, ha recordado el anuncio realizado por el presidente extremeño, José Antonio Monago, de destinar 50 millones de euros procedentes del pago de la deuda histórica a la puesta en marcha de 18.000 hectáreas de regadíos en Tierra de Barros y Monterrubio de la Serena, que beneficiará a unos 5.000 regantes.

A la reunión también ha asistido el director general de Desarrollo Rural, José Luis Gil.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.