Ambulancia
Imagen de archivo de una ambulancia. ARCHIVO

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre de 43 años de edad y vecino de Vélez Málaga como presunto autor de dos delitos de hurto de uso de vehículo a motor y contra la seguridad vial. El arrestado, que carece de permiso de conducir, aprovechó un despiste del conductor de una ambulancia para ponerse al volante de la misma y conducirla.

Según ha informado la Policía Nacional, en el interior de la ambulancia había cuatro pacientes, a los que el arrestado les señaló que se pusieran el cinturón de seguridad, que era policía secreta, estaba herido y en una misión secreta.

El detenido le dijo a los pacientes: "Soy policía secreta, estoy herido y en misión secreta" Los hechos se produjeron sobre las 7.30 h de este lunes, cuando el conductor de una ambulancia informó de que, momentos antes, un individuo, sin camiseta y descalzo, había sustraído el vehículo con cuatro pacientes en su interior.

Varios coches patrulla procedieron a la detención del presunto autor del hurto en el momento en el que el conductor de la ambulancia interceptó el vehículo, que había vuelto a un punto cercano al lugar donde se produjo la sustracción. En total, el arrestado recorrió unos 1.000 metros con los cuatro pacientes, que no sufrieron lesiones durante el trayecto.

Según las investigaciones, el detenido sustrajo el vehículo, aprovechando que el conductor había abandonado momentáneamente el mismo para recoger una documentación y lo había dejado en marcha.

Cuando los enfermos se percataron de que quien conducía no era el conductor habitual, le recriminaron su acción, a lo que él respondió: "Soy policía secreta, estoy herido y en misión secreta". Acto seguido accionó las luces de emergencia, mientras simulaba hablar con la Policía a través de la emisora de la ambulancia e instaba a uno de los pacientes para que se pusiera el cinturón de seguridad.

Consulta aquí más noticias de Málaga.