El consejero portavoz del Gobierno de Navarra, Juan Luis Sánchez de Muniáin, ha afirmado que el Ejecutivo escuchará el planteamiento de Osasuna ante la deuda con Hacienda y tras su descenso a Segunda División, pero "con dos premisas: el cumplimiento de la ley y el cumplimiento de las obligaciones tributarias".

Tras lamentar el descenso de Osasuna, Sánchez de Muniáin ha indicado, en la rueda de prensa tras la sesión de Gobierno, que el Ejecutivo escuchará el planteamiento de Osasuna para "adaptarse a la nueva situación" y una vez que el Club "ordene sus prioridades".

Según ha dicho el consejero, "es el Gobierno quien tiene que escuchar a Osasuna" porque es el Club "quien tiene que resolver los frentes en los que en estos momentos está sumido". "El cumplimiento legal y de las obligaciones tributarias y la igualdad de trato son premisas que ningún Gobierno se debe saltar", ha reiterado.

Sánchez de Muniáin ha expuesto que la Hacienda foral tiene sus mecanismos para que los contribuyentes puedan satisfacer el pago de sus obligaciones, "mecanismos que tienen un marco legal y normativo que hay que cumplir".

Ha precisado que hay "posibilidades de pagos y aplazamientos que se ciñen en la legislación tributaria". "En ese marco, como cualquier otro contribuyente, tiene que estar predispuesto a estudiar las nuevas situaciones que se le plantean", ha dicho.

El consejero ha indicado que la situación del Club es "un tanto dramática" y, por tanto, debe "ordenar sus prioridades, sus asuntos".

Consulta aquí más noticias de Navarra.