CCOO de Castilla-La Mancha ha advertido de que como consecuencia de la crisis, en el periodo comprendido entre 2007 y 2013, se ha producido en la región "una caída del 55,9 por ciento en el número de bajas por incapacidad temporal, frente a la reducción del 45,6 por ciento en España", debido a que "el temor de los trabajadores a ser despedido o a sufrir un importante recorte en sus ingresos pesa más que el miedo a perder su salud".

Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Empleo, a finales de 2013 se registraron 7.172 bajas por incapacidad temporal (IT) al mes, dato que contrasta con las 16.279 de finales de 2007, tal y como ha informado en nota de prensa CCOO.

Otro hecho significativo, tal y como ha apuntado el sindicato, es la disminución, "prácticamente a la mitad", de la incidencia media mensual por cada 1.000 trabajadores, que en 2007 era de 26,25 y en 2013 concluyó con 14,06. No obstante, si bien el número de bajas laborales y la incidencia se han reducido, "el número de días por baja ha aumentado pasando de 38,09 días en 2007 a 45,12 en 2013".

CCOO de Castilla-La Mancha ha señalado que el temor de los trabajadores a ser despedido o a sufrir un importante recorte en sus ingresos "pesa más que el miedo a perder su salud", lo que, a su juicio, genera un "presentismo en las empresas estando enfermo o no del todo recuperado que supone un perjuicio para la salud del trabajador y sus compañeros por el riesgo de contagio".

La reforma laboral "atenta contra la salud"

De esta manera, el sindicato ha insistido en que la Reforma Laboral "atenta contra la salud y la seguridad de los trabajadores" en tanto que "la ausencia justificada por estar enfermos puede ser causa de despido objetivo. Así, "una persona pueda ser despedida si acumula nueve días de baja en un periodo de dos meses consecutivos aunque tenga certificado médico".

Asimismo, ha continuado CCOO, con esta Reforma Laboral el Gobierno "penaliza al trabajador que requiere una baja del Sistema público de Salud con la eliminación del sueldo durante los tres primeros días, salvo que su convenio colectivo contemple lo contrario". No obstante, aseguran, la Reforma Laboral permite a las empresas reducir o eliminar de manera unilateral los complementos recogidos en los citados convenios al respecto. De hecho, CCOO ha recordado que la patronal CEOE recomendó en 2013 "evitar el establecimiento de complementos de la prestación pública por I.T, o en su caso, suprimirlos o tratar de reducirlos".

Finalmente, Comisiones Obreras ha resaltado que "no es el trabajador el que se da de baja, sino que es un facultativo médico del Sistema público de Salud quien determina si la precisa o no".

Consulta aquí más noticias de Toledo.