Tres acusados de un delito de tráfico de drogas, sorprendidos en julio de 2013 en un control preventivo de tráfico instalado en la localidad de Fuentesila, en Oviedo, han reconocido este miércoles las acusaciones vertidas por la Fiscalía Antidroga de Asturias. De este modo han admitido condenas que oscilan entre los tres años y los tres años y nueve meses de prisión y el pago, cada uno de ellos, de una multa de 106.500 euros.

La vista estaba señalada en el Juzgado de lo Penal número dos de Oviedo, aunque no llegó a celebrarse tras la conformidad alcanzada entre las partes, según ha informado la Fiscalía.

Los acusados fueron interceptados en un control preventivo de circulación. Al ir los agentes de la Guardia Civil a identificar a los ocupantes del vehículo, localizaron en el pantalón de uno de ellos un trozo de resina de cannabis, de unos 76 gramos, de manera que decidieron registrar el interior y el maletero del coche. Dentro encontraron una maleta cerrada con un candado, con diferentes tipos de cannabis que hubieran alcanzado un valor de más de 106.000 euros.

Uno de los acusados, detenidos en el mismo día, ha aceptado tres años y nueve meses de prisión más el pago de la multa, mientras a los otros dos se les impuso la pena de tres años de prisión y la misma multa. Tras la conformidad alcanzada, la Fiscalía solicitó la destrucción de las muestras de la droga, así como el comiso del dinero ocupado y del vehículo en el que fueron detenidos los acusados para que se destine definitivamente a la Guardia Civil.

Consulta aquí más noticias de Asturias.