Cientos de personas hacen cola desde primera hora de este miércoles en la Plaza de la Virgen para participar en el Besamanos a la patrona de Valencia, ante su imagen procesional, que se ha iniciado a las 7:00 horas, al abrir sus puertas la Basílica de la Virgen de los Desamparados, según ha informado el Arzobispado en un comunicado.

Concha, una devota del barrio valenciano del Grao, de 72 años de edad ha sido la primera en entrar en el templo, a cuyas puertas llevaba esperando desde las 3.10 horas de la madrugada

"Vengo desde hace muchos años", ha comentado Concha muy emocionada a la salida de la Basílica tras besar la mano de la Mare de Déu, a quien le ha pedido "por mis hijos, mi familia y porque el mundo vaya mejor, haya trabajo y salud".

La imagen procesional de la Virgen de los Desamparados ha sido ubicada a la entrada del presbiterio de la Basílica en el centro del altar mayor, a la misma altura que las personas que se acerquen a besarle la mano. En esta ocasión, "la imagen de la Virgen viste un manto en color verde con estampado bordado que le ha regalado una familia de Benimamet", según ha indicado Juan Arturo Devis, presidente de la Hermandad de los Seguidores de la Virgen.

A las siete de la mañana, al inicio del besamanos, "ya estaba más de media plaza llena de gente" esperando en las filas dispuestas en zig zag para organizar la cola, según Devis, quien ha añadido que el besamanos permanecerá abierto hasta el paso del último devoto.

Los turnos de visitas se están efectuando con "mucho orden y respeto", con la mediación y atención de miembros de la Hermandad de Seguidores de la Virgen y de su Corte de Honor. Igualmente, todos los participantes reciben una estampa "con la imagen original del siglo XV de la Virgen, recientemente restaurada, cuando salió por primera vez de su Basílica, después de 53 años, el pasado 5 de abril,". Además, cada participante recibe un suplemento gratuito del periódico diocesano PARAULA dedicado a la Virgen de los Desamparados.

Donativos para maides

Asimismo, se ha instalado una 'paraeta' a la salida de la Basílica en la que se ofrecen gorras, rosarios y abanicos, entre otros artículos, con la imagen de la Virgen para que puedan ser adquiridas por los fieles. Los donativos que se recauden de la venta de estos productos irán destinados a los pisos de acogida a personas con enfermedad mental que gestiona la Fundación "Mare de Déu dels Innocents i Desamparats" (MAIDES).

También, La Fundación MAIDES pondrá a la venta, durante el transcurso del Besamanos, 24.000 pulseras solidarias y 5.000 chapas para recaudar fondos a beneficio de la fundación y su labor de acogida y acompañamiento a personas con enfermedad mental.

Consulta aquí más noticias de Valencia.