Imagen de archivo del alto el fuego de las FARC durante las elecciones de 2014.
Imagen de archivo del alto el fuego de las FARC durante las elecciones de 2014. ATLAS

Las FARC y el ELN, las dos guerrillas de Colombia, irrumpieron este martes en la campaña presidencial al iniciar un histórico alto el fuego unilateral y conjunto para no interferir en los comicios del domingo, mientras se busca la paz con el Gobierno.

El "cese el fuego electoral", como lo llamaron, fue ordenado por los máximos comandantes de las dos guerrillas, alias 'Timochenko' por parte de las FARC y alias 'Gabino', del ELN, y se inició a las 00.00 hora local de este martes (07.00 hora española), sin que se hayan registrado ataques durante la jornada.

Este gesto unilateral de los dos grupos supone, según manifestó en una entrevista con Efe el coordinador de la Oficina de Naciones Unidas en Colombia, Fabrizio Hochschild, "una señal del fin del conflicto armado" y "una esperanza de futuro".

Y es que el anuncio del cese el fuego lo hicieron los delegados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el proceso de paz de La Habana, el mismo día en el que llegaron a un acuerdo con el Gobierno en el tercer punto de la agenda, el referente a drogas ilícitas y narcotráfico.

Los últimos ataques de las FARC antes de la tregua se produjeron el lunes contra un oleoducto en el departamento del Putumayo, uno de sus principales objetivos en los últimos meses.

Las autoridades también decomisaron el lunes diversos artefactos escondidos en una escuela del municipio de El Tambo, en el convulso departamento del Cauca, así como un vehículo cargado con explosivos, con el que las FARC tenían previsto atentar en Popayán, la capital regional, según la versión oficial.

¿Espaldarazo a Santos?

El cese el fuego declarado por las FARC y por el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que se prolongará hasta la medianoche del 28 de mayo, ha sido criticado duramente por varios candidatos opositores, que lo consideran una ayuda para la reelección de Juan Manuel Santos como presidente.

Lo cierto es que Santos se presenta a estos comicios con la paz como bandera, mientras que su principal oponente según los sondeos, el uribista Óscar Iván Zuluaga, promete someter a las FARC a tantas condiciones que sin duda acabaría con los diálogos.

Lo más curioso del alto el fuego es, quizás, que las FARC cumplirán sus 50 años el próximo 27 de mayo sin empuñar las armas.

Santos se presenta a estos comicios con la paz como banderaLa campaña, de las más sucias que se recuerdan en Colombia, tuvo el martes una jornada de tregua coincidiendo con el alto el fuego guerrillero o, al menos, de menor ajetreo que en los últimos días.

Zuluaga, inmerso en el escándalo de espionaje ilegal, pero bien situado en las encuestas, mantuvo un perfil bajo tras rechazar el lunes la opción de retirar su candidatura por los vídeos revelados este fin de semana, en el que se le ve reunido con el ahora detenido, el pirata informático, Andrés Sepúlveda.

Otro vídeo, bien distinto a los del 'hacker' con Zuluaga, es el que publicó anoche Santos en su cuenta de Twitter, y que puso de los nervios al expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), su principal opositor, en un día en el que su candidato fue cuestionado desde todos los sectores.

"Esta noche publicaré un vídeo en mis redes sociales, estén pendientes", dijo Santos, lo que Uribe interpretó como una amenaza: "El presidente Santos prepara otra violación de la ley: o filmación o filtración de la Fiscalía", dijo.

Al final se trató de un vídeo de campaña, en el que se invitaba a los colombianos a acudir a las urnas el próximo 25 de mayo, al que Uribe respondió hoy: "El presidente Santos abusa del montaje que hizo contra Zuluaga, anunció vídeo para que le escucharan propaganda de entrega del país a las FARC".

Las más activas este martes fueron las mujeres candidatas: la izquierdista Clara López y la conservadora Marta Lucía Ramírez, que expusieron sus propuestas en varias entrevistas, y en las que esta última, prometió la salida de Colombia de la Unasur si gana las elecciones, por ser un organismo alineado con el "Socialismo del Siglo XXI", dijo.