El juez reconoce el daño moral sufrido por una mujer que halló un tornillo en una pizza

  • La Audiencia de Barcelona ha condenado a la cadena Carrefour a indemnizar a la clienta con 2.000 euros por el peligro a que estuvo expuesta.
  • Los hechos ocurrieron en 2010 en Cabrera de Mar (Barcelona) pero un juzgado desestimó en 2012 la demanda interpuesta por la mujer.
  • El tribunal considera que tiene derecho a ser resarcida por la "angustia" provocada.
Una pizza, en una foto de archivo.
Una pizza, en una foto de archivo.
ARCHIVO

La Audiencia de Barcelona ha condenado a la multinacional Carrefour a indemnizar con 2.000 euros por daños morales a una clienta que encontró un tornillo en la masa de una pizza que había comprado en un supermercado de Cabrera de Mar (Barcelona).

En su sentencia, la Audiencia de Barcelona estima el recurso que la afectada presentó después de que un juzgado de primera instancia de Mataró desestimara en 2012 la demanda que interpuso para exigir daños morales por el incidente.

La mujer compró la pizza congelada en un establecimiento Carrefour de Cabrera de Mar en febrero de 2010 y, al día siguiente, tras hornearla, se percató de que en el interior de la masa había un tornillo oxidado, por lo que presentó la correspondiente denuncia a la Agencia de Protección de la Salud.

La Audiencia de Barcelona considera que la mujer tiene derecho a ser resarcida por la "perturbación y angustia" provocada por el incidente, al entender que "la presencia de un tornillo oxidado en la pizza (...) la colocó en una clara situación de riesgo para su salud (...)".

Para la sala, aunque "no llegó a materializarse" esa situación de peligro, "es comprensible que tal extremo causara en el referido demandante la angustia consecuente al riesgo creado y a la representación del daño que hubiera podido sufrir"

Mostrar comentarios

Códigos Descuento