Barcelona bate su récord anual de cruceristas al recibir 31.600 pasajeros en un sólo día

  • Este domingo han coincidido siete cruceros, entre ellos el tercero más grande del mundo, con 361,8 metros de eslora y capacidad para 6.296 viajeros.
  • Turismo de Barcelona calcula que habrán dejado unos 3,5 millones de euros.
  • Se espera que en septiembre se marque un nuevo hito con el Allure of the Seas.
Pasajeros embarcando y desembarcando del 'Liberty of the Seas', uno de los cruceros que han atracado en el Puerto de Barcelona en una jornada de récord.
Pasajeros embarcando y desembarcando del 'Liberty of the Seas', uno de los cruceros que han atracado en el Puerto de Barcelona en una jornada de récord.
Júlia Pérez/ACN

Unas 31.600 personas han iniciado o bien finalizado su viaje este domingo en Barcelona, según datos del Puerto de Barcelona, lo que supone la cifra de cruceristas récord del año registrada en un sólo día. Lo han hecho a bordo de siete cruceros, cinco de los cuales realizan el 'turnaround' en la ciudad.

Se trata del 'Noordam', el 'Norwegian Spirit', el 'Liberty of the Seas', 'Grand Holiday' y el 'Norwegian Epic', el tercero más grande del mundo. Sólo en esta última embarcación se calcula que han subido y bajado unos 9.600 pasajeros. Esta presencia masiva de turistas coincide con un día de tiendas abiertas. Turismo de Barcelona calcula que los cruceristas han dejado unos 3,5 millones de euros en esta jornada.

Las primeras horas de la mañana han estado marcadas por un ritmo frenético en el Muelle Adosado -donde hay cinco embarcaciones-, por el desembarco de los viajeros y por la presencia de autocares y taxis para transportarlos al centro de Barcelona. Una actividad que contrastaba con tiendas con muy poca afluencia de público.

"Son las 11.30h, y todavía no hay nadie", ha declarado a la agencia ACN Jaime Ferrer, de la tienda de accesorios 'The Colby's', ubicada en la calle Boqueria. "A la gente que va en crucero le gusta divertirse; salir a comprar, a comer y a pasear", añade. "Y la venta se suele hacer más a mediodía, porque a primera hora van a visitar monumentos como la Sagrada Familia y a mediodía, cuando tienen una horita libre, es cuando compran", comenta.

Por su parte, Núria Oliver, propietaria de una tienda de recuerdos en la calle Ferran, también desconfía ligeramente de los datos de previsiones de ventas o recaudación. Con la excepción de una élite de alto poder adquisitivo "que ya va directamente al Paseo de Gràcia", afirma, los cruceristas se dejan llevar por "el impulso", sin mirar mucho lo que compran y mirando, eso sí, el precio.

Lo confirma el norteamericano Anthony Tuseth, de Washington. Ha hecho un crucero por el Mediterráneo y la parada final ha sido Barcelona. Ha comprado imanes para la nevera. "Hemos paseado y sobre todo queríamos disfrutar de la ciudad y tomar un poco de café con leche", se ha excusado. Por su parte, el matrimonio formado por Charles y Joyce Mason, también norteamericanos del estado de Carolina del Norte, han dicho que tienen pocas horas antes de volver el barco. "Daremos una vuelta por las Ramblas, no hemos estado en Barcelona desde hace 40 años", explica el marido.

Norteamericanos y españoles

Norteamericanos, españoles e ingleses son, por este orden, las nacionalidades de los pasajeros que más predominan en los cruceros que llegan o parten del Puerto de Barcelona. Según se desprende del Estudio de Nacionalidades de Cruceristas, que analiza el origen de los 2,6 millones de pasajeros del 2013 que hicieron parada en la capital catalana, un 17% de los pasajeros procedían de los Estados Unidos. Por otro lado, un 16,5% eran españoles; y un 13,5%, del Reino Unido.

En este podio les siguen de bien cerca los italianos (11%), los franceses, con 7,5% y, experimentando un aumento considerable, los alemanes, con un 6,5%. El estudio indica un incremento de pasajeros provenientes del resto de Europa, especialmente de los países escandinavos.

La jornada de este domingo puede ser el preludio de otro gran fin de semana que se producirá entre el 12 y el 14 de septiembre. Se espera la llegada de 58.000 pasajeros. Pero la guinda será la presencia por primera vez en el Puerto de Barcelona del crucero más grande del mundo: el 'Oasis of the Seas' con una eslora de 361,8 metros y con capacidad para 6.296 pasajeros.

Dejará las aguas caribeñas para hacer ruta por el Mediterráneo, convirtiendo el Puerto de Barcelona en uno de sus puntos de referencia. Unos meses después, se prevé que llegue también a la costa catalana el 'hermano gemelo' del 'Oasis of the Seas'; el 'Allure of the Seas'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento