Arranca la programación del nuevo espacio ocupa de la calle San Luis sin notificación de denuncia de la Sareb

La finca de la calle San Luis que antaño albergaba la sala teatral 'Endanza', en el sector norte del casco histórico de Sevilla, ocupada el pasado mes de febrero por un grupo de activistas, ha comenzado su programación de actividades sin que hasta el momento el colectivo haya tenido noticias de la propiedad de la parcela, que recae en la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), el 'banco malo'.
Fachada del edificio.
Fachada del edificio.
EUROPA PRESS

La finca de la calle San Luis que antaño albergaba la sala teatral 'Endanza', en el sector norte del casco histórico de Sevilla, ocupada el pasado mes de febrero por un grupo de activistas, ha comenzado su programación de actividades sin que hasta el momento el colectivo haya tenido noticias de la propiedad de la parcela, que recae en la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), el 'banco malo'.

El programa de actividades del nuevo centro social 'autogestionado' de Sevilla, cómicamente titulado 'Sareb y ganar' y en el que el conocido y veterano presentador de televisión Jordi Hurtado, en un montaje fotográfico, luce una boina al estilo del Ché, arrancó el viernes con una jornada 'anarcofeminista' de poesía, teatro y debates, toda vez que el colectivo que ha ocupado la finca no tiene aún notificación alguna de que la Sareb haya denunciado la usurpación de la parcela, según ha manifestado a Europa Press un portavoz de este grupo de personas.

Según este portavoz, cuando la finca fue ocupada allá por el mes de febrero, la Policía Nacional cursó una visita para realizar algunas preguntas al colectivo, pero sin tomar la filiación a ninguno de sus miembros, tras lo cual no habría mediado ninguna visita más del Cuerpo Nacional de Policía.

El origen de la propiedad del edificio, según el movimiento, se remonta al Marqués de la Motilla, toda vez que posteriormente fue adquirido por una inmobiliaria quebrada hace siete años, lo que finalmente motivó su adscripción a la Caja de Extremadura y finalmente su absorción a manos de la 'Sareb'. El colectivo alega que tras quedar "abandonada", es necesario tomar las riendas de dicha finca para ponerla al servicio de la sociedad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento