Privatizaciones, subidas de impuestos... Portugal sale del rescate con tres años de recortes

  • Para devolver los 78.000 millones que la 'troika' le concedió hace tres años, el país aprobó una serie de recortes y reformas que no tienen visos de revertirse.
  • El Estado vendió su participación en algunas de las principales firmas del país (eléctricas, telefónicas, la gestora de aeropuertos, correos...).
  • La reforma laboral fue una de las exigencias de la troika: se bajaron las indemnizaciones y se subió la edad de jubilación de 65 a 66 años.
  • En materia sanitaria, el ejecutivo luso encareció las consultas de medicina general, las visitas a domicilio y las urgencias, que ahora cuestan entre 5 y 20 euros.
  • También frenó las nuevas contrataciones de profesores, reorganizó su red de colegios y alteró el régimen de movilidad de los docentes.
Un grupo de manifestantes con pancartas contra el Gobierno de Passos Coelho durante unas protestas en contra de los recortes aprobados en el Parlamento durante el debate sobre los Presupuestos del Estado de 2014, en Lisboa (Portugal).
Un grupo de manifestantes con pancartas contra el Gobierno de Passos Coelho durante unas protestas en contra de los recortes aprobados en el Parlamento durante el debate sobre los Presupuestos del Estado de 2014, en Lisboa (Portugal).
EFE

Portugal dejó de encontrarse este sábado bajo la supervisión de la troika de acreedores, tres años después de solicitar el rescate para evitar su bancarrota, un período dominado por las políticas de ajustes y reformas que, al contrario que los 'hombres de negro' —como se conoce popularmente a los supervisores de la troika—, están para quedarse.

Estos son los recortes aprobados durante los últimos tres años en Portugal, durante su período bajo la asistencia financiera internacional.

Privatizaciones

El Estado portugués vendió su participación en algunas de las principales firmas del país, como Energías de Portugal (EDP), la gestora de aeropuertos (ANA), Redes Energéticas Nacionales (REN), Portugal Telecom (PT) o Correos de Portugal (CTT). A cambio ingresó unos 8.600 millones de euros, cuando el objetivo era recaudar en torno a 5.500 millones.

Aumento de impuestos

El incremento de la presión fiscal —calificado de "brutal" por el que fuera ministro de Finanzas, Vítor Gaspar— hizo que los ingresos del Estado por esta vía alcanzaran en 2013 un nuevo récord: 57.800 millones de euros, un tercio del PIB nacional.

Según la OCDE, entre sus países miembros Portugal fue el país donde más creció la carga fiscal durante los últimos años.

El IVA ya subió en 2011, pero el tipo máximo volverá a ser agravado en 2015 —de 23% al 23,25%—, y la contribución que pagan a la Seguridad Social todos los empleados pasará el próximo año del 11% al 11,25%.

El Gobierno luso también elevó en 2013 el impuesto sobre las rentas e instauró una sobretasa del 3,5% todavía en vigor en los sueldos mensuales superiores a los 1.350 euros.

Sanidad

En Portugal, el acceso a la sanidad pública es de pago, aunque en torno a la mitad de los ciudadanos están exentos por motivos económicos o por edad. El Ejecutivo subió las tarifas que ya pagaban los portugueses, lo que en la práctica encareció las consultas de medicina general, las visitas a domicilio y las urgencias, que ahora cuestan entre 5 y 20 euros.

Además, se procedió a una racionalización de la red de centros de salud a través del cierre de algunos servicios y la recolocación de médicos.

También bajó el precio por hora extraordinaria, se limitaron las ayudas para adquirir medicamentos, se potenció el uso de genéricos y se incrementó la tarifa por ser trasladado en ambulancia al hospital en casos que no revistan urgencia.

Educación

Durante los tres años bajo el rescate financiero, Portugal frenó las nuevas contrataciones de profesores, reorganizó su red de colegios y alteró el régimen de movilidad de los cerca de 160.000 docentes que tiene el país.

Los más afectados fueron aquellos que trabajaban con contrato temporal, ya que las jubilaciones anticipadas no se cubrieron con el objetivo de adelgazar las plantillas y se redujeron las sustituciones.

Mercado de trabajo

La reforma laboral fue una de las exigencias de la troika de acreedores a Portugal, al considerar que las dificultades para despedir frenaban a los empresarios lusos a la hora de realizar nuevas contrataciones.

Por este motivo, el Ejecutivo introdujo medidas destinadas a flexibilizar el mercado de trabajo, lo que se tradujo en la reducción de las indemnizaciones.

Asimismo, se elevó la edad de jubilación de 65 a 66 años para garantizar la sostenibilidad de las pensiones.

Sector público

Los funcionarios han sido objeto de sucesivos ajustes durante los últimos tres años, aunque varios de ellos fueron anulados por el Tribunal Constitucional, que los consideró un agravio en comparación con el sector privado.

No obstante, han visto igualmente aumentar su jornada laboral de 35 a 40 horas, han sufrido recortes salariales de hasta el 12% (en función de su sueldo) y se han facilitado las jubilaciones anticipadas para adelgazar la plantillas de trabajadores públicos, que en Portugal ronda los 600.000 empleados.

Transportes

El Gobierno conservador decidió elevar el precio de algunos transportes, como el autobús urbano en Lisboa, para intentar frenar las cuantiosas pérdidas de las empresas públicas que gestionan sus servicios. De hecho, también tiene previsto privatizar el metro de Lisboa y de Oporto.

Cronología del rescate

Estas son las principales fechas clave de los tres años del programa de asistencia financiera de la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI):

  • 17 de mayo de 2011. Los ministros de Finanzas de la UE respaldan la decisión del Eurogrupo de conceder a Portugal un plan de asistencia financiera de hasta 78.000 millones de euros durante tres años.
  • 5 de junio de 2011. El Partido Social Demócrata (PSD, centro derecha) liderado por Pedro Passos Coelho gana las elecciones a los socialistas de José Sócrates, que deja el cargo de primer ministro tras 6 años en el poder. Días después el 21 de junio, toma posesión el nuevo Gobierno bipartito de Passos Coelho en coalición con los democristianos del CDP-PP, liderados por Paulo Portas.
  • 30 de junio de 2011. Llegan las primeras medidas: el Ejecutivo anuncia un impuesto especial para todos los rendimientos sobre las personas físicas cuya meta es cortar el 50% de la paga de Navidad a los salarios por encima del salario mínimo (485 euros).
  • 13 de octubre de 2011. Passos Coelho presenta una nueva batería de recortes, que incluye la supresión de las pagas de Navidad y de verano a los funcionarios y pensionistas a partir de los 1.000 euros hasta finales de 2013.
  • 30 de noviembre de 2011. El Parlamento aprueba los duros presupuestos del Estado para 2012, con los que espera cumplir las exigencias del rescate que obtuvo en mayo gracias a la mayoría absoluta del Gobierno conservador.
  • 4 de junio de 2012. El Ejecutivo confirma que inyectará en tres de los mayores bancos del país 6.650 millones de euros de fondos públicos procedentes del rescate.
  • 7 de septiembre de 2012. Nueva batería de recortes que incluyen subida de impuestos y el aumento de la tasa con la que el trabajador contribuye a la Seguridad Social.
  • 15 de septiembre de 2012. Multitudinarias protestas en 40 ciudades portuguesas bajo el lema "¡Que se fastidie la troika!, ¡Queremos nuestras vidas!".
  • 24 de septiembre de 2012. Por desacuerdos internos, el Gobierno da marcha atrás y no sube las contribuciones a la Seguridad Social, pero eleva los impuestos a las rentas del trabajo y el capital.
  • 5 de abril de 2013. El Tribunal Constitucional anula ahorros de unos 1.300 millones de euros al considerar ilegales algunos ajustes decretados por el Gobierno en los recortes en las pagas extras de jubilados y pensionistas y otros de carácter social. Un día después, el 6 de abril, el Gobierno advierte de que la decisión del Constitucional de anular varias de las medidas de ajuste coloca en riesgo al país, al poner en causa su "credibilidad externa".
  • 18 de abril de 2013. Portugal anuncia recortes en "todos" los servicios públicos por 800 millones de euros y otros ahorros por 500 millones más para cumplir su meta de déficit y la sentencia del Tribunal Constitucional que anuló varias medidas de austeridad.
  • 3 de mayo de 2013. El Gobierno adopta nuevas medidas de austeridad: recortes de pensiones, reducción de 30.000 funcionarios y ampliación de la jornada laboral y la edad de jubilación.
  • 31 de mayo de 2013. Eurostat confirma que el desempleo en Portugal alcanzó en abril el 17,8%, el máximo nivel en décadas.
  • 1 a 5 de julio de 2013. Crisis política en el Gobierno luso: el ministro de Finanzas de Portugal, Vítor Gaspar, dimite por sentirse políticamente desautorizado para cerrar a tiempo la séptima evaluación de la troika. Al día siguiente, Maria Luís Albuquerque, secretaria del Tesoro, sustituye a Gaspar en la cartera de Finanzas. Ese mismo día 2, Paulo Portas, ministro de Exteriores, presenta su dimisión "irrevocable" en desacuerdo con el nombramiento de Albuquerque. Ese mismo día, Passos Coelho anuncia que no dimite ni acepta la renuncia de Portas, a la espera de negociar con él. El 3 de julio, el líder socialista, António José Seguro, pide adelantar las elecciones al 29 de septiembre. Passos Coelho abre negociaciones con Portas. Dos días después, el 5 de julio, los partidos conservadores que forman el Ejecutivo llegan a un acuerdo para renovar su alianza en el Gobierno. Portas es ascendido a viceprimer ministro.
  • 29 de agosto de 2013. El Constitucional considera ilegal la ley que facilita la salida de funcionarios y fuerza así al Gobierno a buscar otra alternativa de ahorro de unos 900 millones de euros.
  • 14 de noviembre de 2013. Portugal sale de la recesión técnica dos años y medio después, al registrar crecimiento económico durante dos trimestres consecutivos después de haber encadenado desde el 2011 diez trimestres en caída.
  • 22 de noviembre de 2013. PSD y CDS-PP aprueban un recorte del 12% en los salarios de los trabajadores de las administraciones públicas y de las empresas de Estado a partir de los 675 euros.
  • 19 de diciembre de 2013. El Constitucional declara ilegal el recorte medio del 10% en las pensiones de los funcionarios.
  • 4 de mayo de 2014. Salida del rescate: Passos Coelho anuncia una "salida limpia" (sin mecanismos de apoyo) del rescate del país. Varios días después, el 9 de mayo, la agencia de notación financiera Moody's anuncia que eleva la nota de la deuda soberana de Portugal del tercer nivel "basura" ("Ba3") al segundo, "Ba2"", la primera mejora de calificación en el país desde 2010. Finalmente, el 17 de mayo, Portugal cierra oficialmente su programa de asistencia financiera.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento