Hacienda accede a la reivindicación de Cantabria para reducir la tributación a los ganaderos de leche

El tipo del IRPF aplicable al método de estimación objetiva del impuesto se reduce en la declaración de este año del 0,32 al 0,26
vacas
vacas
EUROPA PRESS

El Ministerio de Hacienda ha aceptado las reivindicaciones formuladas desde la Consejería de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural del Gobierno de Cantabria para que el sector ganadero de la región se vea beneficiado en su declaración de la Renta de este año de una batería de minoraciones en la tributación que permitirán avanzar en el incremento de la renta media de las explotaciones.

La Orden (HAP/596/2014), reduce así para el período impositivo 2013 los índices de rendimiento neto aplicables en el método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas para las actividades agrícolas y ganaderas afectadas por diversas circunstancias excepcionales.

De esta forma, el bovino de leche reduce el tipo de tributación del 0,32 actual al 0,26; además, en el caso del sector de las flores y plantas ornamentales, la rebaja es del 50%: del 0,32 al 0,16%, según informa el Ejecutivo autonómico.

Cantabria había solicitado además reducir los módulos en ovino, caprino, bovino extensivo y apicultura, si bien desde el Gobierno central se ha considerado que no han existido "suficientes circunstancias excepcionales" para generalizar la rebaja de tipos.

Para la consejera de Ganadería, Blanca Martínez, las rebajas impositivas son una "excelente noticia" para el sector, en tanto que van a permitir que las explotaciones "dispongan aún de un mayor margen" con el que compensar eventuales incrementos de los costes de producción o, si acaso, con los que puedan abordar inversiones que permitan "ganar en competitividad".

Máxime cuando, recordó la consejera, otra Orden, la HAP/2549/2012, de 28 de noviembre, también establece en su Disposición adicional primera una reducción de un 5% del rendimiento neto calculado por el método de estimación objetiva para 2013.

"Se trata de una medida extraordinaria de carácter horizontal que afecta a la totalidad de los agricultores y ganaderos que tributen en estimación objetiva, cuyo efecto es, por tanto, mayor que cualquier reducción de módulos específicos", expuso Martínez, que insistió en la necesidad de "explorar nuevas vías de rebajas impositivas" para consolidar "la progresión del PIB y acelerar aún más la recuperación que está en curso".

"Desde la Administración debemos de ser capaces de implantar medidas que permitan a nuestros productores una rentas suficientes no sólo para mantener unos niveles de vida dignos, porque uno de los objetivos irrenunciables de este Gobierno es generar entornos de empleabilidad y servicio en las áreas rurales, sino que les permitan también reforzar la estructura de sus modelos de negocio y seguir creciendo. Las políticas normativas son importantes, pero las medidas fiscales son imprescindibles", abundó.

De ahí que otro de los "pilares" en la acción de gobierno pase por "mantener la línea de ayudas directas" e intentar mantener la reducción de las demoras medias en los pagos, entre otras actuaciones.

"No es fácil, pero en esta legislatura hemos logrado agilizar la tramitación de los expedientes con relación a periodos anteriores. Ese es el camino, abonar cuanto antes las ayudas para no generar costes financieros a los productores y que generen músculo en tesorería. Tenemos muy claro que los fondos públicos serán más efectivos en tanto que lleguen antes a los bolsillos de quienes se lo han ganado por todo lo que aportan a la riqueza y empleo en esta comunidad", concluyó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento