Prisión provisional sin fianza para la policía detenida por el asesinato de Isabel Carrasco

Efectivos de los servicios funerarios trasladan el cadáver de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco (PP), que murió tiroteada el pasado mes de mayo en las inmediaciones de su casa.
Efectivos de los servicios funerarios trasladan el cadáver de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco (PP), que murió tiroteada el pasado mes de mayo en las inmediaciones de su casa.
EFE / Javier Casares

El juez ha enviado a prisión comunicada y sin fianza a Raquel G., la agente de la Policía Nacional detenida en la noche del miércoles por su presunta relación con el asesinato de Isabel Carrasco. Según informa el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, Raquel G. está acusada de homicidio, atentado a la autoridad y tenencia ilícita de armas. Ingresará en la prisión de Mansilla de las Mulas, la misma en la que se encuentran la asesina confesa de Carrasco y su hija desde el jueves.

La agente, de 41 años, fue detenida después de presentarse en comisaría con el arma presuntamente empleada en el asesinato de la presidenta de la Diputación de León. Según indicó, el arma había aparecido dentro de una bandolera en el asiento trasero de su coche particular, un Volkswagen Golf.

Fuentes de la investigación señalan que Raquel G. era "muy, muy amiga" de Montserrat Triana Martínez González, la hija de la autora confesa de los disparos que acabaron con la vida de Isabel Carrasco. Durante los interrogatorios realizados por la Policía, Martínez confesó que fue su amiga quien le entregó el revólver. Fue entonces cuando la agente acudió a la comisaría y entregó el arma, que tenía el número de serie borrado y en el que faltaban tres de las seis balas del tambor.

Dos policías locales también han afirmado que recibieron llamadas de Raquel G. tras el asesinato de Isabel Carrasco. Según estos agentes, Raquel G. se interesó por la marcha de las investigaciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento