Trabajadores de extinción forestal atribuyen el mayor tamaño de los incendios a los cambios hechos por la Xunta

Los representantes Spdcif critican la duplicidad de competencias entre Xunta y ayuntamientos frente al recorte de brigadistas

Los trabajadores del servicio público gallego de extinción de incendios forestales (Spdcif) atribuyen el mayor tamaño alcanzado por los incendios a cambios en el modelo de extinción impulsados por la Xunta y han criticado el recorte del número de trabajadores que hace que las brigadas estén formadas por 1 a tres personas.

Un grupo de trabajadores convocados por la junta de personal —comité de empresa— del servicio público, se ha concentrado ante las oficinas de la Consellería de Medio Rural en Ourense, donde los portavoces leyeron un manifiesto en el que denunciaron el "cambio de modelo".

Según el escrito, los trabajadores fijos discontinuos de la Xunta de Galicia, que trabajan 9 meses al año, "ven como su contrato no se modifica ni una coma" frente a la ampliación de tres a cinco meses "para los que integran las nuevas brigadas municipales". Estos, además, cuentan con 14 camiones motobomba de 2 millones de euros, entregados por la consellería de Medio Rural a los ayuntamientos "mientras varios motobombas del servicio dependiente directamente de la Xunta, se caen a trozos".

Uno de los portavoces, Óscar Rodríguez, dijo que el colectivo "quiere hacer llegar a los ciudadanos" el mensaje "doble" oficial en el que por una parte "se habla de eliminar duplicidades en las administraciones públicas para recortar gastos y, por otra, se ve como en este servicio, se crean brigadas para otra administración cuando interesa obtener réditos electorales y beneficios para unos pocos".

Menos brigadistas,

Más hectáreas

Según Rodríguez, la Xunta de Galicia pone en marcha, así, "un cambio de modelo" en el que se recorta el número de personas que integran una brigada y se dividen los trabajos de extinción no sólo entre personal autonómico y municipal, "sino también entre los contratados por varias empresas privadas como Naturtecnia, Tragsa y otras", añadió.

Del recorte de brigadistas, detalló que, a la reducción oficial a cinco personas, "hay que tener en cuenta que no se cubren vacaciones, ni bajas, ni jubilaciones". Así pues, ha dicho, en realidad, cada brigada tiene habitualmente "entre una y tres personas, y la que cuenta con cinco es por casualidad", criticó.

En el manifiesto, se considera "ilógico y lamentable" que el Spdcif, que cuenta con los datos de eficacia que lo sitúan entre los mejores de toda España, en lugar de mejorarse y reforzarlo "eche a la gente a la calle y no reponga siquiera el 10 por ciento de las bajas que se regula por ley". En la provincia de Ourense, según Rodríguez, se eliminaron casi 70 puestos de trabajo en este servicio.

"Esa falta de personal supone una gran inseguridad para los que trabajamos en la extinción y un grave riesgo ante un incendio", ha dicho Rodríguez, que concluyó con un llamamiento a "luchar en serio por el futuro de este trabajo, que están desmantelando día tras día".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento