La Junta pide precaución a los ciudadanos para evitar incendios por la pelusa de los chopos

La Junta de Castilla y León ha llamado a la precaución para evitar incendios por combustión de la pelusa blanca que desprenden los chopos en primavera, que han sido el origen de dos fuegos en los últimos días en Segovia.

La Junta de Castilla y León ha llamado a la precaución para evitar incendios por combustión de la pelusa blanca que desprenden los chopos en primavera, que han sido el origen de dos fuegos en los últimos días en Segovia.

A través de la Delegación en esta provincia, el Gobierno regional ha reclamado a los ciudadanos que extremen las precauciones para evitar incendios por el riesgo que supone la concentración, tanto en zonas urbanas como rurales, de pelusa de chopo, que arde con extrema facilidad, lo que favorece el inicio y rápida propagación de las llamas.

La Junta aconseja la máxima prudencia en cualquier actividad al aire libre, no encender fuegos, así como prestar atención a los cigarrillos encendidos, basuras y elementos de vidrio que hacen efecto lupa con el sol.

Asimismo, ha pedido a las empresas e instituciones que realizan trabajos en exteriores con maquinaria o elementos que puedan generar chispas que adopten las necesarias medidas de seguridad.

La Junta ha recordado que en caso de incendio la población debe dirigirse siempre a zonas lo más despejadas de vegetación que sea posible y de gran visibilidad. Ante cualquier situación de emergencia, ha instado a contactar de inmediato con el teléfono 112.

En Segovia, alrededor de 18 hectáreas de chopo y pino pinaster ardieron en un incendio declarado en la tarde del pasado miércoles en una zona cercana al río Pirón, entre los términos municipales de Mozoncillo y Carbonero el Mayor.

Al día siguiente se declaró un segundo incendio en la zona conocida como 'La Hontanilla', en la capital, que afectó a media hectárea de terreno. Además, se han extinguido focos en otros puntos de la ciudad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento