mole
Una mole de hormigón y acero. La forma básica de la torre es triangular en plano, pero los lados del triángulo son curvos. En su elevación frontal y lateral, la torre se estrecha, consiguiendo un edificio más esbelto.

El Museo Guggenheim abrió la puerta a la regeneración de Abandoibarra y al nuevo Bilbao en 1993. La Torre Iberdrola, un coloso de 165 metros, la cerrará 18 años después, en 2011, cuando finalicen las obras del espectacular edificio diseñado por el argentino César Pelli.

El lehendakari, Ibarretxe, puso ayer la primera piedra del que será, con 165 metros y 40 plantas, el rascacielos más alto de Euskadi y referencia arquitectónica en Bilbao. Las obras comenzarán, de forma oficial el 1 de abril.

Harán falta casi cuatro años para su inauguración, prevista para el 18 de enero de 2011, cuando Iberdrola y Promotora Vizcaína, los artífices del proyecto, pongan en marcha una nutrida actividad en el edificio. La cadena Abba Hoteles estrenará un hotel de cuatro estrellas en las seis primeras plantas. La torre tendrá, además, 21 plantas de oficinas comerciales en alquiler, además de otras ocho plantas de despachos y oficinas de Iberdrola. En el subsuelo habrá cinco plantas con 717 plazas de parking.

 Abandoibarra pondrá fin así a la regeneración de una zona antes dedicada a la actividad portuaria. Mientras se construye la torre, además, se llevará a cabo la urbanización de todo el área.

Bilbao Ría 2000, la sociedad pública interinstitucional que abandera la rehabilitación de Abandoibarra, creará un área que conjugará los zonas verdes y arboladas con zonas peatonales.

Un helipuerto en la cima del edificio

Será la guinda del pastel. Un helipuerto coronará el edificio más alto de Bilbao. La capital vizcaína o, mejor dicho, las empresas instaladas en la ciudad, mejoran así las relaciones comerciales. Este helipuerto será, de momento, el único con el que cuente un edificio en Bilbao. La altura del edificio, 165 m, lo hace más sencillo. Para comprender las dimensiones, basta decir que desde arriba se divisará el Superpuerto.

Un largo proceso

Los pilares del nuevo Bilbao junto a la ría

1 Museo Guggenheim. Tras cuatro años de obras, se inauguró en 1997. Inmediatamente se convirtió en la imagen del nuevo Bilbao.

2 Palacio Euskalduna. En el solar de los antiguos astilleros, Bilbao buscó espacio para convertirse en una ciudad de referencia en el mundo laboral y cultural.

3 El tranvía. El 18 de diciembre de 2002, el tranvía regresó a Bilbao. Aunque con dudas sobre su efectividad, hoy se ha demostrado su importancia como transporte sostenible.

4 Paraninfo de la UPV. La UPV tendrá su gran salón de actos en Abandoibarra, de casi 8.000 metros cuadrados. Tendrá un auditorio, salas de reunió y de exposición y oficinas. Las obras finalizarán a mediados de 2008.

5 Biblioteca de Deusto. La biblioteca de la Universidad de Deusto abrirá sus puertas en octubre de 2008. El edificio, obra de Rafael Moneo, será un espectacular bloque acristalado. Ocupa un solar de 3.000 metros cuadrados ubicado enfrente de la pasarela Padre Arrupe.

 

El rascacielos será el más alto de Euskadi y sólo le superarán seis en España

3.500 personas trabajarán en la torre. La Torre Iberdrola se convertirá en el séptimo edificio más alto del Estado. Aunque de finalizar en estos momentos, sería la tercera más alta. En Vizcaya, el edificio más alto es la torre del BEC, de 92 metros, seguida de la sede del BBVA, el techo de Bilbao, con 85 m, de 1970. También se construye la torre de viviendas de Bolueta, de 95 metros.

Los más altos hoy

Torre Espacio: Aún en construcción, la torre madrileña se convirtió ayer en el edificio más alto del Estado, con 223 metros. Junto con ella habrá otras tres torres de más de 250 metros.

Hotel Bali III: Está en Benidorm. Se inauguró en 2002 y tiene 180 metros. Ahora se construye en la ciudad otra de similar altura.

Torre Picasso: Fue el techo de España desde 1989. Está en Madrid. 157 metros.

Torre Mapfre: Barcelona, 1992. Tiene 154 metros.

Hotel Arts: Barcelona, 1992. También tiene 154 m.

Torre Agbar: Se inauguró en 2003. Barcelona. 142 m.