Indigente
Una indigente pide limosna. ARCHIVO

Un indigente que vivía en la calle Marco Tulio Sevillano, conocido como ‘Calidoso', fue quemado vivo junto con sus tres mascotas en una céntrica zona de Bogotá por desconocidos que le rociaron con gasolina mientras dormía y le prendieron fuego, informaron hoy las autoridades.

El ataque ocurrió el 2 de mayo y la víctima murió una semana después en un hospital, a consecuencia de las graves quemaduras sufridas, indicó la Policía.

La Fiscalía General, que ha asumido la investigación, baraja la posibilidad de que los responsables de estos hechos sean miembros de grupos de hinchas de fútbol radicales o asociaciones de inspiración neonazi.

El defensor del pueblo, Jorge Armando Otálora, calificó hoy el ataque de "salvaje" y pidió a la Policía y la Fiscalía que den prioridad a las investigaciones de "este atroz hecho".

"Es necesario identificar a los responsables y someterlos a la justicia para que no haya impunidad", señaló Otálora en un comunicado, en el que subrayó que en Colombia los derechos humanos deben prevalecer sin importar la condición social, económica y cultural de los ciudadanos.

Otálora, quien también tildó los hechos de "brutal asesinato", dijo que cuando la víctima, como en este caso, "es una persona en condición de indefensión y vulnerabilidad, el Estado deber actuar con prontitud".

El comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Édgar Sánchez Morales, anunció que esta institución ha ofrecido una recompensa de hasta 20 millones de pesos (unos 10.400 dólares) por información que ayude a esclarecer el homicidio.

Le decíamos 'Calidoso' porque trataba a todo el mundo con afecto, nos saludaba e incluso nos acompañaba Según testimonios de estudiantes de la Universidad Javeriana, en cuyas cercanías ocurrió el crimen, Sevillano -oriundo del departamento del Valle del Cauca, en el suroeste del país- era conocido en la zona, donde vivía desde hace años junto con una perra y dos gatos que también fueron quemados.

Estudiantes de varias facultades de la Javeriana con los que se relacionó durante años harán este miércoles un entierro simbólico en homenaje a Sevillano y han exigido a las autoridades que encuentren a los responsables del asesinato.

"Le decíamos 'Calidoso' porque trataba a todo el mundo con afecto, nos saludaba e incluso nos acompañaba mientras tomábamos el transporte", dijo un universitario a medios locales.