Una exposición itinerante sobre genios artísticos autodidactas recorrerá los EE UU hasta 2017

  • "Genio autodidacta: tesoros del American Folk Art Museum" se presenta como la muestra de referencia del arte popular y libre que floreció y pervive en los EE UU.
  • La exposición, que se inagura en Nueva York, viajará a otras seis ciudades del país y está programada hasta enero de 2017.
  • Los organizadores también han desarrollado una completísima y sugerente página web que permite disfrutar en línea de la exposición.
Óleo sobre lienzo de Ammi Phillips (1788–1865), vecina de Amenia, New York
Óleo sobre lienzo de Ammi Phillips (1788–1865), vecina de Amenia, New York
Collection American Folk Art Museum, New York - Photo by John Parnell, New York

Casi como si se tratara de un auto de afirmación de los valores estadounidenses de la improvisación, la fuerza, la creatividad y el terco empeño en lograr el objetivo que se pretende, la exposición Self-Taught Genius: Treasures from the American Folk Art Museum (Genio autodidacta: tesoros del American Folk Art Museum) reivindica una manera de ver la vida como carrera de obstáculos y la tozudez implacable y distintiva de los pioneros de los EE UU en conquistar y domar una tierra extraña, a menudo llevándose por delante a los nativos que la poblaban y sus culturas aborígenes.

Aunque se trata de una muestra de arte folk —el creado de un modo tradicional por campesinos, marineros, artesanos o comerciantes sin preparación formal y fuera de las aspiraciones de perdurabilidad y trascendencia del arte académico—, la exposición es también la defensa de un movimiento de "amplio respaldo y profundamente arraigado" en la historia de los EE UU, la  "autoeducación", una "cultura autodidacta omnipresente pero mutable" que "refleja" la vida en el país y la "ambición" de sus ciudadanos, según dicen sin circunloquios Stacy C. Hollander, directora de actividades del American Folk Art Museum, y Valérie Rousseau, la coordinadora.

Orfebrería, miniaturas, bordados, relojes, juguetes...

Para Self-Taught Genius el museo ha seleccionado un centenar de objetos fabricados con telas, pinturas, hueso, maderas, metales, cerámica y otros materiales entre el siglo XVIII y principios del XXI. Hay, como corresponde al carácter heterodoxo y libre de los artistas no canónicos, un poco de todo: desde pequeñas obras maestras de la orfebrería, la pintura, el bordado y la miniatura; hasta visiones naíf del mundo circundante y elementos decorativos que van desde los relojes a los juguetes. La exposición, que estará a la vista de público en Nueva York hasta el 17 de agoto, permanecerá viva hasta enero de 2017: ya está programada y con fechas una gira por otras seis ciudades.

Para quienes no puedan visitar esta ejemplar muestra de la imaginación y el buen hacer de los artistas autodidactas con frecuencia menospreciados por las academias y los poderosos mandarinatos del arte serio, los organizadores han desarrollado una sugerente página web de diseño ejemplar en la que se exhiben cada una de las obras de la exposición, se añaden detalles sobre cada una y se da acceso a lecturas complementarias que ayudan a entender y poner en contexto los valores del folk art.

La torre-museo de un inmigrante italiano

Entre las piezas más llamativas de estos creadores que casi siempre trabajaron de manera aislada y sin recibir la compensación de la mirada pública destacan el delicado óleo Girl in Red Dress with Cat and Dog, pintado entre 1830 y 1835 por Ammi Phillips, y la maqueta en madera, plástico, metal y peines The Encyclopedic Palace of the World, una torre de casi cuatro metros de alto construida en los años cincuenta por el inmigrante italiano Marino Auriti (1891-1980) como proyecto para un museo que albergaría todos los nuevos descubrimientos en cualquier campo, sorprendente pieza que fue exhibida en la Bienal de Venecia de 2013.

Las acuarelas de Henry Darger (1892-1973) muestran la versatilidad y entrega a la creación de un hombre que llegó a escribir, ilustrar y encuadernar a mano un libro titulado La historia de mi vida, y el  proyecto para la monumental catedral Mother Symbolically Represented/The Kathredal, planeado en 1936 por Achilles Rizzoli (1896-1981) permite comprobar un complejo juego con anagramas y acrónimos.

Entre los trabajos anónimos está el quilt Whig Rose and Swag Border, obra de esclavos no identificados, datada en 1850 en una plantación de Kentucky, y el primoroso Hudsonian Curlew Weathervane, un minimalista perfil de un ave acuática, realizado con pan de oro en torno a 1876.

"Dinamismo y optimismo"

La exposición vuelve a poner en tela de juicio las fronteras excluyente para el arte basado en los estudios académicos o el éxito de mercado. Los "genios autodidactas" autores de las deslumbrantes obras que se presentan en Nueva York quizá surgieran por la necesidad de ejercer el "dinamismo y el optimismo" en un país que todavía estaba cuajando y que requería de sus habitantes el autoaprendizaje.

A partir del siglo XX, dicen los organizadores, cualquier "búsqueda de un arte estadounidense auténtico" debe tener en cuenta el arte popular creado desde "la identidad, la fe, el progreso, el ingenio, la comunidad y la individualidad" para llegar a "caminos insospechados y lugares no convencionales" y "dando voz a las personas situadas fuera del consenso social".

"Sistemas artísticos autoritarios"

La idea del "genio autodidacta", añaden, demuestra que el arte "no se basa en la educación formal, la formación o  el precedente clásico", porque el folk art "desdibuja los límites entre las disciplinas, hace que las definiciones se conviertan en constreñidas y nos obliga a reconsiderar nuestras suposiciones acerca de los sistemas autoritarios del arte".

Anne-Imelda Radice, directora del museo neoyorquino fundado en 1961 y con una colección de 5.000 objetos de folk art, tilda la muestra de "punto de referencia" para ofrecer una "nueva visión de la función crítica de estos artistas tan a menudo pasados por alto".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento