El premio Nobel de Física y miembro de la Academia Europea de Ciencias, Artes y Letras (AESAL), Claude Coen-Tannoudji, ha afirmado este martes en Cáceres que el coloquio internacional 'La luz al servicio del hombre' ayuda a que "avance la ciencia y el arte porque es importante que las diferentes ramas de la cultura, la ciencia, las artes y la música estén en contacto y mantengan lazos".

Así, ha añadido que "la ciencia es una parte integral de la cultura y nos permite tener una nueva visión del universo en el que vivimos", según ha resaltado el Gobierno de Extremadura en nota de prensa.

Durante su ponencia titulada 'Luz y átomos', el profesor Cohen-Tannoudji ha explicado diversos experimentos que utilizan los científicos para manipular la luz y enfriar los átomos a temperaturas muy bajas.

La utilidad principal de estos experimentos, ha afirmado, "es la fabricación de unos relojes atómicos mucho más precisos que los que existen ahora que permitirán mejorar los sistemas GPS, medir rotaciones muy lentas, y servirán para poner a prueba la teoría de la relatividad".

Por su parte, el presidente de Honor de la Fundación Centro de Cirugía de Mínima Invasión, (CCMI), Jesús Usón, ha explicado cómo se gestó la idea de la creación del centro hasta la actualidad, al tiempo que ha destacado las más de trece mil personas de cincuenta y dos países diferentes que han pasado por sus instalaciones.

"En el año 2013 pasaron por el CCMI unas 1640 personas, de las que el 14 por ciento eran extranjeros, aparte de las personas que asistieron a los congresos o reuniones científicas que organizamos", ha indicado.

En opinión de Usón, "la generación de riqueza social en Extremadura pasa por la creación de escuelas científicas, ya que el desarrollo está en la investigación".

Las ponencias de la tarde se han centrado en temas europeos, siendo uno de los ponentes el vicepresidente de la AESAL, Francisco Javier Carrillo Montesinos, quien realizó su exposición desde un punto de vista sociológico refiriéndose a un marco de referencia de análisis social basado en los trabajos de los sociólogos Alain Touraine y Margaret Archer.

Carrillo ha explicado que las ciencias sociales tienen instrumentos de observación que pueden estudiar los fenómenos que se dan en la superficie de la sociedad o, en cambio, lo que está sucediendo en el subterráneo de la misma.

Así, ha puesto como ejemplo el absentismo electoral, "porque en la superficie puede ser que se achaque a la corrupción, pero los problemas de la evolución de las sociedades son mucho más profundos y hay que tener en cuenta que la sociedad está cambiando y que a veces los modelos que están funcionando en la superficie no se corresponden con la respuesta que la sociedad actual está pidiendo desde abajo".

"En definitiva, nos movemos en soluciones a corto plazo, sin ver que hay un mar de fondo legítimo", ha indicado.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.