Cuando se anuncian movilizaciones en defensa de la vivienda digna en sólo unos días, el periodista del Financial Times Wolfgang Munchau analiza en un artículo, Spain, Ireland and threats to the property boom (requiere suscripción) las burbujas inmobiliarias que según él tienen lugar en EEUU y Europa.

En el caso estadounidense, Munchau asegura que el mercado de hipotecas de alto riesgo está inmerso en un prolongado estado de negación de la realidad, que él califica como segunda fase de la formación de una burbuja especulativa.

En este mercado las instituciones financieras ofrecen hipotecas a gente sin suficientes garantías crediticias, o a conceden hipotecas por importes mayores del 100 % del valor de la vivienda.

Europa, justo detrás

Munchau asegura que Europa no camina muy por detrás de EEUU y que en algunos países como España o el Reino Unido, precisamente donde más han crecido los precios en los últimos diez años, empiezan a florecer las hipotecas de este tipo.

El periodista del periódico británico asegura que España y Europa están todavía en la fase uno, en la que se buscan todo tipo de falaces explicaciones económicas para justificar la escalada interminable de los precios.

España, a punto de reventar

En España la teoría económica más utilizada es la de que el flujo inmigratorio puede sostener el "boom" de la construcción indefinidamente

En el caso concreto de España, Munchau asegura que la teoría más utilizada es la de que el flujo inmigratorio puede sostener el "boom" de la construcción indefinidamente.

El periodista critica esta teoría analizando el peso del sector inmobiliario dentro del PIB.

En España la construcción representa el 18,5 % del PIB, casi el doble que la media de la eurozona, según los últimos datos publicados pro la base de datos Ameco de la UE.

Los que defienden que esto es normal, dice Muchau, se escudan en el efecto inmigratorio, en la independencia cada vez más temprana de los jóvenes españoles y en la popularidad de España como destino de retiro de muchos europeos.

Sin embargo, como él asegura, esto únicamente sirve para explicar cómo se crea la burbuja (que ha provocado que se triplicaran los precios del metro cuadrado en el plazo 1997-2006), no si puede inflarse eternamente sin llegar a reventar.

Las bajas tasas de morosidad y la facilidad que dan los bancos a la hora de refinanciar las hipotecas sólo nos colocan un año por detrás de EEUU en el camino hacia el batacazo inmobiliario.

El riesgo de las hipotecas a tipo variable

La explosión de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos conduciría a una subida de tipos de interés y de las primas de riesgo, lo que afectaría gravemente a un mercado como el español, en el que la mayoría de las hipotecas tienen un tipo variable.

La crisis del sector de la construcción apenas podría ser compensada en un país, como asegura Munchau, con una de las tasas de productividad más bajas de Europa.

Una vez en ese punto, ni los inmigrantes latinoamericanos ni los europeos podrían rescatar a España de una más que probable recesión.

El periodista de The Financial Times apunta a Irlanda, con un sector de la construcción que representa el 20,7 % del PIB, como un caso todavía más claro de burbuja especulativa que el español y termina señalando que la correlación entre los mercados europeo y estadounidenses es muy alta, y que la recesión que afecta al mercado inmobiliario de EEUU todavía tiene margen de empeoramiento.

Si sucede esto último, indica Munchau, más valdrá "evitar algunos de los estados costeros de Europa occidental durante un tiempo".